Adoramos el computador de nuestra humana

Las siestas en el viewsonic de 17″ son exquisitas, sobre todo en invierno.
Si hacemos un esfuerzo, cabemos 3… claro que Suertudo con su tremenda felinidad se queda abajo. Con 7 kilos, nadie puede.

imagen

6 comentarios

La verdad es que la única que se come los insumos computacionales soy yo.
No tienen buen gusto, pero los cables de impresora son geniales para ejercitar mis dientes.
No sé por qué mis humanos se enojan tanto conmigo, si apenas han tenido que comprar 3 cables en los 5 años que llevamos juntos.

Los comentarios están cerrados.