Esto tengo que celebrarlo

Mis humanos por fin se compadecieron de mi y me cambiaron ese ratoncito todo rotoso por uno nuevo y lleno de color!
Eso sí que tuve que supervisar el cambio de mi juguete, ustedes comprenderán que no podía marginarme de un evento tan importante.

imagen
imagen

6 comentarios

Si a nuestra gatita Wendy, de dos meses, le damus un juguete con forma de ratón…¡lo destroza!, lo rompe en dos minutos, lo ataca con ferocidad…si lo sacamos de su vista, vuelve a ser la gatita apacible de siempre, pero si se lo mostramos…¡parece que está poseída! Cosas del instinto…

Hola desdee España!!! ,me encanta teste blog tan gatuno. Estoy «enviciada» a llerlo todos los días. Tus gatazos son preciosos!!!! Yo también tengo una gata tricolor de nobre Ana a la que le gusta cotillear las andanzas de los tuyos jejeje. Nos leemos!!

Mira que bien! nos compran los mismos juguetes! pero a mí me gusta más el ratón peludo blanco con rojo. Igual me trajeron ese de colores pero no tiene pelos ni cola peluda (con dos plumas….)…… se llama Simón el ratón y es muy travieso porque se esconde de mí……… besos!

Los comentarios están cerrados.