Header

Portada

LECTURA DE RUNAS


Primera Runa Segunda Runa Tercera Runa

Te representa a tí, en la situación actual
Primera Runa: OTHILA - Retirada, separación, herencia


Othila es la runa de las adquisiciones y los beneficios, en consecuencia está asociada con la propiedad. Por extraño que parezca, los beneficios que recibas, la "herencia", puede provenir de algo a lo que debas renunciar. Esto puede ser especialmente difícil si lo que se te pide que abandones forma parte de tus raíces, o de tu herencia cultural. Porque entonces tendrás que observar atentamente lo que hasta este momento has considerado orgullosamente como tu derecho innato. Ya sea que se refiera a tu apego a tu posición social, a tu trabajo, o a lo que aún crees acerca de tu propia naturaleza, la separación que se te pide va a liberarte para que puedas ser quien realmente eres.
Es el momento de apartar caminos, de abandonar las antiguas pieles, de descartar las relaciones que ya no son satisfactorias. Cuando esta runa aparece en una consulta, ha llegado el momento de cambio total y de separación radical.
La acción apropiada es la sumisión y muy probablemente la retirada, retirada en el sentido de reserva en tu conducta, de saber cómo y cuando hay que alejarse y de poseer la firmeza para llevar a cabo dicha acción.

Representa el problema
Segunda Runa: MANNAZ - El Yo superior



El punto inicial es el ser. Su esencia es el agua. En este momento sólo son efectivas la claridad y el deseo de cambiar. Es fundamental tener una relación correcta con el Yo interno, porque de él fluyen los sentimientos elevados hacia los demás y hacia lo Divino.
El oráculo aconseja ser humilde, dócil, devoto, moderado y honesto a fin de darle la dirección adecuada a su forma de vida.
Tienes que estar en el mundo, pero no pertenecer a él; es el mensaje implícito en esta enseñanza. Usa bien tu criterio, sin censura. Permanece receptivo a los impulsos que fluyen de lo Divino, dentro y fuera tuyo. Conviene meditar acerca de las palabras de Hamlet: "Sea fiel a su propio ser". Recuerda también estas otras: "Esfuérzate por vivir la vida común de una manera no común". Discrimina entre aquello que viene y lo que está dejando de ser, concentrándote sólo en lo que perdura. Nada menos es lo que se te pide en este momento. Este es un período de gran crecimiento y rectificación, y como regla la rectificación viene antes del progreso.
Tampoco es este el momento apropiado para obtener reconocimiento por tus méritos, sino más bien de realizar nuestras tareas de la mejor manera posible. Tal es el significado de "actividad inmanente". Esto puede ser difícil para aquellos cuyos ojos están siempre puestos en el objetivo, pero es fácil para quienes no se han olvidado de jugar y que son capaces de entregarse a sus labores por el placer del trabajo mismo y como si éste fuera un juego. En esto radica el secreto de vivir en el presente.
Si has obtenido la runa del Yo Superior y la divides por la mitad, obtienes la runa de la alegría reflejada en un espejo. Aquí encontramos una sutil advertencia contra la negligencia. La danza acrobática de la energía del equilibrio es necesaria y se requiere que el Yo Superior equilibre la personalidad. "Nada en exceso" era la segunda frase que estaba escrita sobre la puerta de entrada al templo de Delfos. La primera decía: "Conócete a tí mismo". Con estas palabras comienza el alfabeto de las runas vikingas.

Y esta corresponde al objetivo a conseguir
Tercera Runa: FEHU - Posesiones, nutrición, ganado


Fehu es una runa de realización, de ambiciones satisfechas, recompensas recibidas y amor correspondido. También promete nutrición, desde el aspecto más mundano hasta el ámbito de lo sagrado y divino. Porque si es verdad el antiguo principio "así cómo es arriba es abajo, entonces también estamos aquí para nutrir a Dios". Esta runa llama a hacer una profunda investigación acerca del significado de pérdidas y ganancias en su vida. Medita para saber si son las riquezas y posesiones materiales lo que realmente necesitas o si tus necesidades verdaderas son las de desarrollar el control y el crecimiento de tu voluntad.
Otra preocupación de Fehu, tiene que ver con aquello que ya fue ganado. Se necesita vigilancia y atención extremada y constante, especialmente en tiempos de buena fortuna, porque es precisamente en esas ocasiones que estamos más propensos a sucumbir a nuestros éxitos, o a comportarnos de modo temerario.
Disfruta de tu buena fortuna y acuérdate de compartirla; la persona bien armonizada internamente desarrolla la capacidad de nutrir a los demás.


Si te preocupa otro asunto, pregunta de nuevo.... pero te sugiero que no abuses, porque lo más probable es que el oráculo te rete.

Volver a En Amor a la Verdad