La meditación permite dejar de creerle al contador de historias, a nuestra mente.
No se trata de luchar por acallarla… el silencio deviene naturalmente de permitirla y observarla.
Si resistimos a la mente o luchamos contra ella, la empoderamos.
Si la aceptamos, la observamos, la permitimos… se transforma en un sonido más.

manos

Comparte esta nota:
Luchar por acallar la mente la empodera
Etiquetado en:    
Abrir chat
Hola, en qué puedo ayudarte?