Me encanta poner nerviosa a mi humana, por eso adoro hacer equilibrios en la ventana… total, abajo hay un techo blandito si me caigo, ya lo probé una vez, jeje Malulo