Fui feliz durante 18 años, pero comencé a extrañar a mi hija, así que partí a reunirme con Runrun y Manchita.

Gracias por quererme.

Mota en su esplendor.