La verdad… me siento vieja. Estoy flaca, ya no tengo mi pelaje esplendoroso, con hambre, mañosa, gritona… eso dicen humana y los dos humanos. Ni la hierba gatera que nos plantó humano me satisface. Pero igual me regalonean.

Y me saca pica que mi mamá esté mejor que yo… ella anda feliz de la vida, sorda y coja… y llena de vida.

Pero en fin… la vida…

20160103_125800-1

Regaloneo…

20151223_123607-1

16 años…