14 vueltas al sol, como dice humana. Es el tiempo en que ha transcurrido mi vida felina. Por estos días ando mochera… me he peleado con los dos gatorristas y mi mamá… es que me estoy contagiando con las costumbres humanas, como que de repente me pesaron los 14 años… y eso que no tengo ninguna cana, jaja.