Todo por un cariño…

A veces extraño a Run-run. Él nos hacía cariño a todos, nos daba lamiditas de patriarca cada vez que lo necesitábamos. Hoy Mota me estuvo regaloneando… prrrrr… qué placer!

Dúo

4 comentarios

¡Que tierno! Pienso que Run-run tenía su lado femenino muy desarrollado, sin perder un ápice de masculinidad, cariñoso como una madre.Y Mota,al ser madre,sabe que como el cariño y los mimos maternales….Besos.

Los comentarios están cerrados.