Ese es el diagnóstico…

Suena feo… pero la señorita de verde me recetó de inmediato una comida especial, que parece que no es muy rica. Humana me la trató de dar mezclada con la rica de tarro, y no me gustó mucho.

Dijo la señorita de verde que con cuidados, dieta especial, mucha agua y sobre todo cariños, puedo pasar varios años más acompañando a humanos.

Suena grave lo que dice esa señorita… pero me han hecho tanto cariño, que no logro ver la gravedad de las palabras esas.

Después de un mes con esa comida nueva, me harán exámenes para ver cómo voy.