Browsing archived posts:
Una de las delicias de la vida…

… que heredé de mi difunto marido Run-run: el aspirado! Qué delicia que me saquen el pelo suelto con esa máquina… más ahora que no escucho esa bulla infernal, muajajaja… en todo caso, el ruido no evitaba que yo me entregara a este placer cuando aún escuchaba… 🙄