La primera instrucción en los cursos de sanación fue la alineación del sistema energético. Hace 6 años que lo practico, y cada día que pasa valoro más el potente efecto de esta sencilla técnica.

El profesor con que aprendí remarcaba mucho que esta era la base para poder percibir claro, para poder funcionar mejor en el día a día, tanto en la vida cotidiana, como en el desarrollo de nuestra espiritualidad.

Aquí va entonces un relato breve de cómo alinear nuestro cuerpo completo, nuestro sistema energético y físico.

Todos los seres que habitamos este planeta tenemos una conexión energética al centro de la Tierra, nuestro cordón umbilical a la Pachamama.  Los humanos y animales todos la recibimos en el momento de nuestro nacimiento.  En el caso de los humanos, el cordón une nuestro primer chakra -situado delante del hueso sacro- con el corazón de la Pachamama, localizado en el núcleo del planeta.

Como nadie nos contó de su existencia, ignoramos que esta conexión  estabiliza nuestro cuerpo físico y nos permite sentir más seguridad, certeza y confianza. Literalmente nos “aterriza”.

GAIAPor esta conexión baja energía nuestra hacia la Pachamama y sube energía de ella hacia nosotros. Esa energía que sube es amor incondicional puro hacia todos sus habitantes. Es un amor que nos cobija, nos protege, nos apoya, nos ayuda. Nosotros usamos el cordón para drenar nuestras emociones negativas, pues hasta ahora ella ha reciclado amorosamente nuestra mugre. Por estos días de cambio de ciclo, cercano al 2012, yo recomiendo enviarle mucho amor y agradecimiento, a través de esta conexión mutua.

Este cordón umbilical está siempre ahí –incluso cuando volamos en un avión-, pero se suele debilitar por las creencias y programaciones que aprendimos de niños. Pueden visualizarlo, crearlo y/o reforzarlo como les sea más natural: como raíces, cuerdas, luz, naciendo del 1º chakra, mientras se aseguren que llegue firme y fuerte al corazón de la Pachamama. Si les cuesta llegar al centro, pídanle ayuda a ella para que los jale.

En la medida que practiquen el reforzar la conexión, podrán ir modificando la imagen, jugando con ella, para que la sientan cada vez más estable y segura. Una forma entretenida y sanadora de conectarse es abrazar árboles y pedirles que nos enseñen cómo se conectan ellos con la Pachamama.

Si nos acostamos, el cordón hace un ángulo de 90º, por lo que es mejor practicar la conexión estando sentados o de pie.

Una vez reforzado el cordón, sentirán que su cuerpo, bajó, se alineó; puede que se sientan más pesados o bajos… pero se sentirán más seguros, firmes y centrados. Y si se dan tiempo para sentir lo que sube por el cordón, descubrirán y experimentarán una energía luminosa, cálida, envolvente, protectora, cobijadora. El amor de la Pachamama está ahí siempre, nunca se ha ido, pero nadie nos enseñó a sentirlo, pues nuestros modelos humanos también ignoraban su existencia. Ya es tiempo de aprender a disfrutarlo y corresponderlo con creces.

La segunda parte de la receta es centrar la conciencia cotidiana en el medio de la cabeza. Si trazan una línea imaginaria entre la parte superior de sus orejas, y otra desde su frente a la nuca, localizarán un espacio vacío en medio de su cabeza, que corresponde al asiento del conductor de su cuerpo físico. Este es un  espacio sólo para nosotros, por lo que no puede haber otro ser en él. Si ven alguno -del tipo que sea- díganle que se vaya de regreso a su lugar propio.  Pueden iluminar, crear, modificar este espacio, a su gusto, jueguen con su visión, hasta que se sientan totalmente a gusto.

Habitualmente andamos por la vida como si estuviéramos sentados un metro afuera del asiento del conductor del auto, por eso nos cuesta tanto enfocarnos en lo que queremos. Además andamos con la conciencia en el pasado o en el futuro. Todo esto por miedo, y por el recuerdo y la experiencia de que el mundo cotidiano de alguna manera nos duele. Es como andar “fuera de nuestro cuerpo”.

Por esto, la tercera instrucción es ponerse a tiempo presente. Es tan simple como decirle a nuestro sistema completo, y en especial a nuestra conciencia cotidiana -situada en medio de la cabeza- que estamos aquí mismo, ahora mismo, en la fecha del día de hoy.

Al reconectarse a la Pachamama, centrarse por primera vez y ponerse a tiempo presente, sentirán un reacomodo fuerte en la percepción de ustedes mismos y del entorno. En mi caso particular, me cambió totalmente la perspectiva de la visión física, pues descubrí que estaba como 50 cm en diagonal hacia arriba y hacia mi derecha.

Centrarse y alinearse a diario los hará sentirse más seguros, calmos y con certeza interna. Es útil reforzar la conexión y centrado en caso de desorientación, mareos y malestares varios. En caso que se sientan inseguros en la toma de decisiones, o que se  sientan amenazados por energías desagradables. Con la práctica, se les hará natural permanecer con todo su sistema alineado y centrado. Y el cambio del estado habitual a éste, es tan notorio como pasar de manejar el auto sentados un metro afuera… a pasar a estar sentados donde corresponde: en el asiento del conductor, con capacidad total de dirigir el auto.

Mantener el sistema centrado y anclado es el estado base necesario para percibir claro, para ver, para poder distinguir de quién de cuándo y de dónde es lo que uno ve o siente. Para poder armar sistemas de protección en caso necesario, y para sentir esa certeza interna de que somos luz y amor, y que nadie puede cambiar ni alterar esa esencia, sin nuestro consentimiento.

Una vez firmemente anclados, pueden pedirle a la Pachamama que reciba lo que ustedes quieran eliminar de su cuerpo. Si junto con la mugre que quieren que ella recicle, le envían amor, sentirán de vuelta – en todo el cuerpo, y en especial en el corazón- una oleada de energía estabilizadora y calma que los anclará aún más fuerte. Y como ella vive en tiempo presente, se los trasmitirá a ustedes.

Este estado de conexión profunda con el planeta, es el estado natural nuestro. Cuando nacemos lo tenemos, pero lo que aprendimos de la sociedad nos empuja a olvidarlo. Mientras más practiquen esta conexión, mejor se sentirán.

En amor profundo a la Tierra… ¡Namasté!

GAIA

Comparte esta nota:
Nuestro cordón umbilical a la Pachamama
Etiquetado en:        

4 pensamientos en “Nuestro cordón umbilical a la Pachamama

  • 21 enero, 2011 a las 16:02
    Enlace permanente

    Hola brujita,soy de argentina y en agosto celebro el dia de La Pachamama,solamente agradesco lo que me brinda cada día.La fortaleza que me da para sobrellevar el día a día. Desde que estoy cerca de ella siento mas felices mis horas. Me emociono lo que leí en tu blog de La Pachamama. Voy a practicarlo, quiero seguir conectada con ella. Gracias por transmitirnos estos pasos. Saludos . Adri

  • 24 enero, 2011 a las 13:44
    Enlace permanente

    Adriana, muchas gracias por tus palabras.
    Me motivan a seguri escribiendo en esta vitrina.
    Saludos desde el otro lado de la cordillera.

  • 13 julio, 2011 a las 08:51
    Enlace permanente

    Estimada hermana:Por primera vez he visto tu pagina y me parece muy interesante la variedad de temas que tu abordas.Soy de El Salvador,viviendo en Winnipeg,Canada.Me interesan sobremanera el esoterismo y todo lo que del emana.Tengo 66 anos,recientemente recibi trasplante de rinon derecho y me esta costando recuperarme.Desde hace 39 anos arrastro una enfermedad que tiene paralizado mi aparato locomotor y no puedo caminar.Soy diabetico desde hace 30 anos.Me interesa tu sanacion a distancia,aunque solo la ofrezcas para Chile,pais para el que los hermanos ascendidos pronostican,grandes bendiciones.Via internet tome un curso sobre flores de Bach,cuyo conocimiento de alguna manera me estoy aplicando recientemente.Estoy a la espera de resultados.Estimada Brujita,esperanza de muchos,te felicito por tu servicio a la humanidad y por tu constante esfuerzo en superarte.Yo,estoy requiriendo tus servicios.Te puedes comunicar conmigo? Gracias.

  • 30 julio, 2011 a las 00:47
    Enlace permanente

    Hola brujita, soy Arturo, un hombre hecho y derecho (tauro), llegué a tu web por el google cuando consultaba enlaces a la hipnósis de regresión . . quedé maravillado de tu hermosa web, desde tu tremenda amorosidad y simpatía en como te expresas, hasta el encantador diseño de tu web (lo único que reclamo es el tamaño tan pequeño de letras), igual la puse en mis super favoritas . . bueno, solo eso quería expresarte antes de seguir mi camino, felicitaciones.

    nota:
    disculpa mi travesura: puse un abandonado e-mail comodín que tengo para dejar comentarios

Los comentarios están cerrados.

Abrir chat
Hola, en qué puedo ayudarte?