ARIES: este carnero es tan amistoso, de modales enérgicos, sus apretones de mano son firmes, de sonrisa pronta; idealista, siempre defendiendo a los débiles, lucha contra la injusticia… ya, ya, buena tu autodefinición… si sé que te gusta llevar la voz cantante en la conversación, ¿pero no te parece que te estás echando demasiadas flores?… bueno, concedamos en que todas estas características suelen ser ciertas.

TAURO: alguien ha visto un peñón en alguna playa?, sólido, firme, toneladas de agua lo bañan desde hace siglos, y ahí sigue la masa de roca… pues así son los toritos estos, nada los cambia, ni los hace moverse… se les puede golpear, encenderles fuego en los zapatos, lo que sea… ellos se cruzan de brazos y se quedan quietos en su posición, sea cual sea la que hayan tomado.

GÉMINIS: no, no es que uno vea doble o triple, es que se ha topado con un geminiano; mira su cara, sus expresiones… verás odio, éxtasis, inteligencia, alegría, tristeza, idealismo, aburrimiento… todo junto en un solo envase… es que estos muchachos son como las luces psicodélicas de una discoteca, cambian a cada segundo, son fascinantes de observar… si es que puedes pillarlo.

CÁNCER: a quien quiera capturar a un cangrejo humano tiene que salir una noche de luna llena; por ahí se encontrará a unos cuantos, acicalados y perfumados, que han salido a hacer realidad sus sueños, con la imaginación encendida por los plateados rayos de la señora de la noche… no esperes encontrar cangrejos con la luna menguante, pues igual que ella, se verán como una delgada línea de luz, a punto de desaparecer.

LEO: ¿alguien te ha dicho últimamente que no le hagas favores, al mismo tiempo que te dejaba deslumbrado con una sonrisa totalmente fascinante? Es que te has visto ante el gran felino. No te preocupes, ya te recuperarás. Un par de quemaduras no importan, pero si no quieres que suceda de nuevo, ni se te ocurra ofrecerle ayuda a este espécimen. El león piensa que te rige a ti y a todo el mundo… sí, ya sé que no es así, pero no se lo digas por favor, le destrozarías su tierno y cálido corazón de egotista; lo mejor es dejarle contento, para que ronronee en vez de rugir.

VIRGO: ya te he dicho que no te creas mucho eso del simbolismo de tu signo. Haber nacido bajo esta influencia no es garantía de virginidad ni pureza. Aunque muchos virginianos se aferran a su soltería, también los hay que se avienen sin mayores problemas al connubio; tal vez no lo hagan llevados por un estallido súbito de fuego y pasión, porque el matrimonio no es su estado natural… pero no deja de ser sorprendente lo bien que se adaptan a este esquema de trabajo en equipo… así que no te arranques tanto de esa pobre personita que te persigue hace un tiempo.

LIBRA: a estos personajes les encanta la gente, pero odian las aglomeraciones. Como buena paloma de la paz, andan por ahí solucionando rencillas ajenas, pero también les encanta discutir. Son afables y cordiales, pero también se pueden poner hoscos, y no les gustan las órdenes. Sumamente inteligentes, pero también increíblemente incrédulos. Capaces de hablar hasta por los codos, pero son una maravilla escuchando. Inquietos, pero rara vez andan apurados… ¿confundido?; no te preocupes, a todos nos intriga esta incongruencia constante en la que viven.

ESCORPIÓN: fíjense en los ojos de estos nativos. No importa el color, siempre serán penetrantes y de una intensidad hipnótica. Cualquiera se pone nervioso e incómodo con semejante mirada. Recomiendo que un duelo contra este animalito, se baje primero la mirada, pues si no lo hacen, lo más probable es que queden con la sensación de que les han perforado hasta el alma… ¿por qué será que todo el mundo les tiene tanto respeto?

SAGITARIO: encontrar un ejemplo de este signo solar es sumamente fácil. Basta con ir a cualquier fiesta y echar una miradita en el grupo más bullicioso: aquel que está sentado alegremente con un enorme pie metido en la boca; ése es un sagitariano que acaba de meter verbalmente la pata, pero todavía no se ha dado cuenta. Cuando se percate del hecho se mostrará un tanto perplejo o sorprendido…. les aseguro que los demás lo estarán mirando con un odio un tanto profundo.

CAPRICORNIO: entender a estos seres no es muy fácil, se los advierto, requiere algo de práctica. Por ejemplo, observen a esas arañitas silenciosas, que nada pueden hacer contra los insectos voladores, pero son éstos los que quedan atrapados en la telaraña. O recuerden el cuento de la carrera entre la tortuga y la liebre… la sabia tortuga, lenta y sin desviarse ni un centímetro de su ruta gana a la liebre veleidosa. Recuerden cualquier fábula de esas en que el animal más lento o el menos inteligente, con santa paciencia, gana al más veloz o inteligente… así son estas cabritas de monte, ¿de dónde sacarán tanta tenacidad?

ACUARIO: ¿a quién no le gusta un arco iris? Los niños se maravillan y hay quienes le piden un deseo. Los artistas lo pintan, los soñadores van en pos de él, pero lo acuarianos le ganan a todos: ellos viven dentro. Es más lo han desarmado, examinado parte por parte, han analizado color por color… y lo más extraño es que así y todo, siguen creyendo en él. No es fácil creer en algo cuando ya se sabe cómo es en realidad, pero estos seres son esencialmente realistas, aunque su dirección sea mañana, y de señas estrafalario-melancólico-lejano.

PISCIS: ¿quieres hacer una buena pesca?, pues anda a una sesión de espiritismo; o visita una galería de arte; aunque también te iría bien en un convento o monasterio; o puedes ir a un concierto o un nightclub. También podrías probar en alguna reunión de la sociedad de escritores, darte una vueltecita por un teatro, tras bambalinas, cuando acaba la función… o consigue que algún pez adinerado te invite a dar una vuelta en su yate. Definitivamente no busques pececillos tras la caja de un banco, o en algún puesto de oficinista.

volver a horóscopos

Comparte esta nota:
Abrir chat
Hola, en qué puedo ayudarte?