ARIES: a estos carneros les encanta el carrete, siempre y cuando sean ellos el centro permanente de la atención; por lo tanto, si tienes planificado invitar a uno de ellos a tu fiesta, preocúpate de que se sienta siempre atendido, cuidado, tomado en cuenta… que lo saquen a bailar, que lo inviten a un trago, que no se quede sin comida… porque si tienes la desgracia de que no sea así, la pataleta que te va a armar no la vas a olvidar nunca.

TAURO: a estos animalitos es harto difícil sacarlos de la casa, definitivamente no les gusta salir a comer fuera, y el baile no es de su agrado. Si se tiene la firme intención de hacer pasar un rato agradable a un taurino, la mejor manera es preparar algo en casa, una deliciosa comida, un ambiente cálido, hogareño; nada estridente… con esta receta se pueden lograr muuuuchas cosas de un torito… háganme caso.

GÉMINIS:primero que nada, para tratar de carretear con un geminiano, hay que pillarlo volando bajo; recomiendo llenarle la agenda de recordatorios, y amarrarle todos los dedos de las manos y los pies. Una vez atrapado, resulta ser un sujeto bastante bromista, que se ríe de todo el mundo y que por lo general prefiere esos jolgorios bien zarandeados y bien regados… mientras más bullicioso sea el cuento, mejor.

CÁNCER: los cangrejitos son casi tan hogareños como los toritos, pero la diferencia está en que de vez en cuando les encanta echar una canita al aire, y ojalá que sea en algún lugar de categoría, sobrio y elegante. A estos anfibios no les gustan las medias tintas, si van a salir a carretear, están dispuestos a gastar unos cuantos billetes (en realidad más de unos cuantos). total, les dan estos ataques de derroche sólo unas pocas veces al año.

LEO: aquí la historia es que el león es el rey, eso no hay que olvidarlo nunca; así que cualquier acontecimiento social en que se vea involucrado uno de ellos debe ser planificado cuidadosamente para no herir el ego de este felino; el león es el rey, por lo tanto todo el mundo debe rendirle pleitesía (he dicho TODO el mundo). si por alguna mala casualidad, hieres su sensible corazoncito, se irá erguido, con una sonrisa en los labios. y así tendrás que recordarlo porque nunca más lo volverás a ver.

VIRGO: ustedes piensan que a los nacidos bajo este signo no les puede agradar salir de parranda. ¡cómo!, si se desordena el sueño, la comida, se ingieren brebajes definitivamente dañinos para la salud. Pues déjenme quitarles la máscara a estos individuos: cuando ningún conocido los ve, cuando no hay riesgo alguno de ser pillado infraganti. Entonces. se lo toman y comen todo, bailan hasta caerse. Y cuando llegan a casa se toman una pila de remedios de esos que guardan, para exorcizar el descalabro.

LIBRA: con estos personajes hay que tener mucho cuidado, con su encantadora sonrisa y los infaltables hoyuelos en las mejillas, pueden convencer a los incautos de cualquier cosa. Por ejemplo te puedes encontrar de repente en una fiesta tecno, cuando tú querías ir a una salsoteca. O sin saber como terminas escuchando a José Luis Perales, cuando querías ir a ver un recital rock . ya están advertidos de lo peligrosos que son estos sujetos.

ESCORPIÓN: con este anfibio también hay que ser cuidadoso. con el cuento de que en el fondo de sus almas nunca tienen claros los límites del bien y el mal, un carrete planificado por ellos puede terminar en un lugar poco santo. Y aún peor que eso, porque una vez que descubren un límite, les gusta traspasarlo. así que a los que quieran festejar con ellos, cuélguense al cuello un talismán de protección y encomiéndense a su ángel de la guarda.

SAGITARIO: el especialista número uno en carrete, de buen humor, siempre con la talla a flor de labios; le gustan las parrandas de largo aliento, siempre es el último en acostarse. La única sugerencia para quienes quieran contar con su presencia en un jolgorio es que tengan vasos plásticos y manteles del mismo tipo, además de tapar la alfombra y poner a resguardo el jarrón de porcelana regalo de la suegra.

CAPRICORNIO: ¿carrete. un capricorniano? Pues sí, de vez en cuando, y siempre que no signifique mucho despilfarro. Ustedes pensarán que a estas esforzadas cabritas no les interesa perder el tiempo ni gastar plata en fiestas y esas cosas, y que son más bien seriotes. Pues es cierto, hasta que se les sueltan las trenzas y. ¡sálvese quién pueda!

ACUARIO: a ver, con estos seres que son casi tan volados como los geminianos también es difícil el cuento del carrete. Primero hay que atraparlos, lo que ya es bastante complicado, porque probablemente andarán averiguando cuando es el primer viaje a Marte. si los convences de bajar a la tierra y participar en algún festejo, debes resignarte a su humor extravagante, a sus ocurrencias estrafalarias. y a que desaparezcan de repente, sin aviso y sin vuelta.

PISCIS: de tan esotéricos que son estos individuos, creo que adivinan qué es lo que más les preocupa a la hora del carrete: el que la gente que se va juntar sea de buenas «vibras», y que el grupo total sea compatible entre sí; para lograr esto recurrirá a los horóscopos de cada involucrado en el festejo. Además de verificar mediante la numerología si la fecha es la más adecuada al propósito del acontecimiento en cuestión.

volver a horóscopos

Comparte esta nota:
Abrir chat
Hola, en qué puedo ayudarte?