En la profundidad de nuestro ser subyace el amor incondicional, nuestra esencia más profunda, la que renace cuando el contador de historias – nuestro ego- se retira.
El amor incondicional y el ego no pueden coexistir en nuestra conciencia.

Amor incondicional
Comparte esta nota:
Amor incondicional
Etiquetado en:
Abrir chat
Hola, en qué puedo ayudarte?