El Gato
El Gato

Afinado estoy con el
Pulso del universo.
En mi calma soledad
Oigo las melodías del alma.
Por encima estoy del lugar común,
El desacuerdo y la decadencia.
Por mi capacidad de adpatación subyugo.
Doy a mi mundo el color
De delicados tonos pastel.
Compendio soy de armonía y de paz interior.
SOY EL GATO

El año del GatoLa personalidad GatoEl niño Gato
El Gato de metalEl Gato de aguaEl Gato de maderaEl Gato de fuegoEl Gato de tierra
El Gato y sus ascendentesCómo le va al Gato en los diferentes años

Eres Gato si naciste entre estas fechas:

29 – 1 – 1903 * 15 – 2 – 1904 – Gato de agua
14 – 2 – 1915 * 02 – 2 – 1916 – Gato de madera
02 – 2 – 1927 * 22 – 1 – 1928 – Gato de fuego
19 – 2 – 1939 * 07 – 2 – 1940 – Gato de tierra
06 – 2 – 1951 * 26 – 1 – 1952 – Gato de metal
25 – 1 – 1963 * 12 – 2 – 1964 – Gato de agua
11 – 2 – 1975 * 30 – 1 – 1976 – Gato de madera
29 – 1 – 1987 * 16 – 2 – 1988 – Gato de fuego
16 – 2 – 1999 * 04 – 2 – 2000 – Gato de tierra
03 – 2 – 2011 * 22 – 1 – 2012 – Gato de metal

EL AÑO DEL GATO

Un año plácido, necesario tras el año feroz del Tigre. Después de todas las batallas del año anterior, deberíamos irnos a algún lugar retirado, a lamernos las heridas y descansar un poco.

El buen gusto y el refinamiento primarán sobre todo, y la gente reconocerá que la persuasión vale más que la fuerza. Época de coexistencia armónica, en que la diplomacia, las relaciones internacionales y la política volverán a recuperar el terreno perdido. Actuaremos con discreción y haremos concesiones razonables sin gran dificultad.

Es época de estar atentos a no ponernos demasiado blandos y tolerantes. La influencia del Gato tiende a consentir a quienes gustan en exceso de la comodidad, con lo que su eficiencia y su sentido del deber se verán dañados.

La ley y el orden serán laxos, no habrá rigidez en la imposición de normas y reglamentaciones. Nadie parece muy inclinado a preocuparse por estas realidades desagradables: están ocupados en divertirse, agasajar a otros o simplemente, en tomarse las cosas con soda. El ambiente es de quietud y calma, que pueden acentuarse hasta llegar a la somnolencia. Tendremos tendencia a postergar las tareas desagradables tanto como sea posible.

Se podrá hacer dinero sin demasiado esfuerzo. Nuestro estilo de vida será lánguido y ocioso, permitiéndonos los lujos que siempre hemos anhelado. Un año benigno y sin prisas. Por una vez, es posible que lleguemos a sentirnos felices y libres de preocupación, sin demasiados disgustos.

LA PERSONALIDAD GATO

Una persona nacida en el año del Gato posee uno de los doce signos animales más afortunados. El Gato, o Liebre, como se lo llama en la mitología china, es el emblema de la longevidad, y se dice que su esencia se deriva de la Luna.

Al mirar la luna, un occidental puede decir jocosamente que es un queso de bola o contar a su hijo el cuento del Hombre de la Luna. Los chinos, al mirarla, ven en ella a la Liebre de la Luna, detenida junto a una roca, bajo un árbol de casia y sosteniendo en sus manos el Elixir de la Inmortalidad.

Durante el festival chino de mediados de otoño, cuando se dice que la Luna presenta su más bella faz. los niños chinos siguen llevando, encendidas, linternas de papel hechas con forma de Gato, y suben a las colinas para mirar la luna y admirar la Liebre de la Luna.

El Gato simboliza la gracia, los buenos modales, el consejo sano, la bondad y la sensibilidad ante la belleza. Su hablar dulce y la gracia y vivacidad de sus modales le conceden los rasgos más deseables en un diplomático de éxito o en un hábil político.

De igual manera, una persona nacida bajo este signo llevará una vida tranquila, disfrutando de la paz, el silencio y un ambiente armónico. El Gato es reservado, tiene temperamento artístico y finura en el juicio. Por su minuciosidad, podrá ser también un erudito. Se destacará en el ámbito del derecho, la política y el gobierno.

Sin embargo, tiende a ser también de ánimo taciturno y en esos momentos aparecerá como ajeno a su ambiente o indiferente a su prójimo.

El Gato es sumamente afortunado en los negocios y en transacciones monetarias. Astuto en las negociaciones, siempre puede aparecer con una propuesta o alternativa adecuada y que lo beneficie. Su aguda perspicacia comercial, unida a su don de negociador, le asegurarán un rápido ascenso en cualquier carrera.

Aunque exteriormente pueda asumir un aire de indiferencia ante las opiniones ajenas, en realidad el Gato es muy sensible a la crítica. Su técnica de «vale más esquivar que pelear» puede ser engañosa y. cuando se lo propone, puede ser de una astucia diabólica. Es decir que, al mismo tiempo que un nativo del Gato es tierno y complaciente con sus seres queridos, en su trato con los extraños puede mostrarse superficial e incluso despiadado. Afable y tolerante consigo mismo, goza de las comodidades que él mismo se crea y le gusta poner en primer plano sus propios deseos. Le irrita muchísimo que lo molesten, porque él es persona considerada, modesta y cuidadosa, y le gustaría que los otros también lo fueran. Cree sinceramente que a la gente no le cuesta nada ser recíprocamente amable y él hará siempre un esfuerzo por ser cortés, incluso con su peor enemigo. Le enferman las jactancias y cualquier tipo de animosidad manifiesta.

Pese a su naturaleza tranquila y engañosamente dócil, una persona de este signo es de voluntad tuerte y de una seguridad en sí misma poco menos que narcisista. Persigue sus objetivos con metódica precisión, pero de tal manera que siempre pasa inadvertido. Si algo hay de lo que no se podrá acusar al Gato es de ponerse en evidencia o de no tener vergüenza. Nunca se hace notar. El rasgo especial que hace del Gato un negociador tan formidable es su inescrutabilidad. Siempre es difícil evaluar correctamente lo que piensa.

Por lo común, los modales del Gato son impecables. Es raro que use palabras rudas, y jamás recurrirá a vulgarismos ni expresiones sucias para dejar bien aclarado algo. De todas maneras, tampoco lo necesita, porque él tiene sus propias técnicas. El Gato es capaz de cobijarse bajo este manto de decencia para socavar a sus oponentes. Lo más común es que sus credenciales sean impecables, o por lo menos que las tenga en orden. Cuando esté en pos de algo, te invitará a beber y a cenar en los mejores lugares y te adivinará todos los caprichos. Entonces, cuando hayas comido hasta hartarte y estés gozando, satisfecho, de ese carísimo puro, te pondrá delante el contrato para que lo firmes. Antes de que te des cuenta, te habrá desjarretado. Y lo habrá hecho con tal destreza que ni siquiera te habrá dolido. Lo siento por ti, amigo. Eres una víctima más de la Liebre incomparable. ¿Entiendes ahora por qué Bugs Bunny consigue siempre las zanahorias en todas las historietas?

En ocasiones, el Gato puede parecer un poco lento o excesivamente circunspecto, pero eso se debe a su sentido innato de la cautela y la discreción. Se puede estar seguro de que los de este signo leerán las cláusulas en letra pequeña antes de firmar ningún documento. Gracias a su capacidad para evaluar personas y situaciones, el Gato puede darse el lujo de ser presumido… y por cierto que lo es.

La recatada Gata es muy considerada y comprensiva con sus amigos: excelente chica para trabajar con ella. salir de compras o, simplemente, pasar un rato. Es deliciosamente cálida e ingeniosa, y su compañía es siempre un descanso. Tiene muchísima energía para las cosas que le gusta hacer, y es capaz de seguir incansablemente la pista a alguna antigüedad o de planear hasta el último detalle la boda de una amiga. Pero cuando siente que ya tuvo bastante de toda esa historia, pues… lo que puedes esperar es que deje plantada cualquier cosa que esté haciendo, aparte sus refinadas patitas y se desplome. Esa es la parte filosófica del Gato. ¿Sabes por qué la Gatita puede mantenerse tan serena comedio de toda esa acción frenética? El secreto está en saber cuándo tiene uno que recargar las baterías, y eso. no hay quien sepa mejor cuándo y cómo hacerlo que el Gato.

Mientras todos se matan en una precipitación loca por llegar a alguna parte, la Gata sabe que mañana el mundo seguirá estando ahí. Entonces, ¿a qué tanta prisa? ¿Por qué no te sientas tú también? Es posible que ella te prepare una buena taza de té y te ayude a olvidar toda esa frenética carrera.

En cualquier situación, siempre puedes confiar en el autodominio de la Gata. Se fijará en el número de matrícula del coche que escapó, o por lo menos recordará que el conductor llevaba pantalones de color camello o zapatos con plataforma. Y mientras estéis en la comisaría prestando declaración, ella recordará con toda calma los detalles y te ayudará a responder a esas preguntas tan fastidiosas.

En resumidas cuentas, el Gato es quien realmente sabe vivir y, lo que es más, está más que dispuesto -o dispuesta- a dejar vivir. Ni aguafiestas ni fanático de la disciplina y de ojo : siempre atento, el Gato sabe cuándo evitar las críticas. No le gusta avergonzar en público a nadie. Es experto en el arte de salvar la cara, tanto la suya como la de otros, y si hay alguna manera en que pueda evitar herir tus sentimientos pues, lo evitará.

No dudes que. mentalmente, toma nota de tus errores y de los progresos. Pero si las cosas no son tan graves como para ser irredimibles, de todo corazón te las dejará pasar. Es un rasgo que lo hace querido y popular. Una ventaja de esta manera de ser es que el Gato se hace de muy pocos enemigos, es decir que rara vez se mete en líos. La gente reacciona siendo generosa con él y dejándole pasar cosas también.

Si lo necesitas, nadie será capaz de escucharte con más simpatía que él (salvo la Oveja). Pero si bien sabe ser un excelente sedante, y es capaz de escuchar con paciencia, no asumirá otro papel que el de un consejero pasivo. Es, sobre todo, un intelectual, realista y pacifista. No esperes de él que salga con las banderas desplegadas a luchar por ti; eso sería pedirle demasiado. La verdad es que, por mas amigos que os sintáis los dos, el Gato jamás se decidirá a acompañarte en el ascenso al Calvario. Te prestará el dinero para pagar el abogado o la fianza, si lo tiene, pero no mucho más que eso. Y si empiezas a ponerte demasiado fastidioso, puedes dar por seguro que encontrará una manera tan rápida como elegante de desaparecer de tu vida.

La donosa y refinada señorita Gata no tendrá inconveniente en casarse con un millonario chapado a la antigua antes que con un zagal fascinante, pero sin un céntimo: el primero podrá proporcionarle las ventajas y lujos que para ella son necesidades. Quien sea su pareja tendrá que ser lo bastante poderoso como para protegerla y mantenerla como se estila, y lo bastante sensible como para desaparecer cortésmente cuando ella esté de ánimo sombrío y no quiera que la molesten.

Cada vez que pueda hacerlo, el Gato votará por la vida fácil y holgada. Usará ropa suelta y cómoda, de tela y corte soberbios: suéteres de lana cachemira, blusas de seda natural, hilos y tweeds durables y de calidad. También una estola de visón o de chinchilla, descuidadamente echada sobre el hombro con estudiado aire de negligencia puede identificar a la elegante nativa de este signo. Los diseños charros, geométricos o llamativos ofenden el sentido de armonía y equilibrio de los Gatos.

Amable con amigos y colaboradores, el Gato puede mostrarse un poco distante con su propia familia o, simplemente pueden aburrirle las rutinas y obligaciones domésticas. Aborrece los vínculos demasiado estrechos, y se sacará de encima sin contemplaciones lo que invada su intimidad o los amigos con tendencias parasitarias.

Con los problemas difíciles puede ser burocrático y esquivo. Como los compromisos demasiado restrictivos lo enferman, puede ser un experto en pasar la pelota.

El varón Gato es afable. Se mueve con la gracia y el encanto de un caballero, lo cual no quiere decir que mientras está cantando tus elogios no esté. también, bebiéndose tu mejor vino. Sí, el Gato gravita hacia la crema de la sociedad y el ocio aristocrático. Aunque, pensándolo mejor, es posible que la crema de la sociedad esté formada por cordiales y elegantes Liebres.

Los mejores ejemplares de este signo se hacen admirar por su cortesía e inteligencia, y la sensatez de su consejo es muy buscada. Los peores son demasiado imaginativos, hipersensibles o, simplemente, de una acida indiferencia. El Gato evita entrar en contacto con la miseria y el sufrimiento humanos, como si fueran una enfermedad sumamente contagiosa.

El Gato no es nada fácil de atrapar, y su predilección por la intimidad y el secreto también puede volverse muy represiva. Cuando una persona de este signo se siente amenazada, sus sutiles cavilaciones o su oculto antagonismo pueden expresarse mediante el uso de tácticas subversivas. José Stalin y Fidel Castro, lo mismo que el sudafricano Johannes Vorster, son Gatos. También vale la pena señalar que el rey Bhumibol de Tailandia, admirado y amado de sus súbditos por su vida ejemplar y su devoción a la música, el arte y la armonía doméstica; nació en el año del Gato, lo mismo que el rey Olav y de Noruega, la reina Victoria, Albert Einstein, David Rockefeller y David Frost.

Con todas sus cualidades positivas, un nativo de este signo seguirá valorándose a sí mismo por encima de todo. Si se lo fuerza demasiado, renunciará a cualquier cosa -o a cualquiera- que se atreva a perturbar la calma de su existencia. Es de creencias flexibles y tiene el don de enemistar entre sí a sus enemigos para asegurarse. Para los tipos más débiles de esta especie, la segundad puede ser una obsesión, y rara vez se encontrará a un Gato en situaciones de peligro.

Su amor por la comodidad, unido a lo que le disgustan los conflictos, puede dar al Gato fama de débil, oportunista y complaciente en exceso consigo mismo. A diferencia del Dragón, el Perro, el Tigre o el Gallo, todos los cuales disfrutan, de vez en cuando, con una buena pelea, el Gato no encuentra placer en el combate; no nació para guerrero. Él es más eficaz trabajando entre bastidores. No hay que preocuparse por el bienestar del Gato; es ágil y sagaz, y está provisto del buen sentido necesario para evitar lo que pueda dañarlo. A diferencia de otros signos, que pueden ir en pos de ideales elevados, el principal objetivo del Gato en la vida es simplemente su propia preservación.

Del año del Gato se dice que es portador de paz, o simplemente de un respiro entre conflictos y guerras. De la misma manera, el nativo de este año hará todo lo que esté a su alcance para restablecer la armonía, y si no puede, se retirará de escena.

Al Gato le gusta recibir y es un anfitrión estupendo. Su compañía es grata y cálida y tiene una palabra de bondad para cada uno. Pero no hay que dejarse engañar por eso. Sabe más de lo que está dispuesto a decir, y es fácil reconocerlo por su diplomacia. Será el mejor de los amigos, mientras los demás se acuerden de no exigirle demasiado.

El peripuesto Gato es sumamente compatible con los nativos del año de la Oveja, que comparten con él el buen gusto y el amor por las comodidades materiales. También será adecuada una relación con el Perro, o con el sincero y modesto nativo del Jabalí. La Rata, el Dragón, el Mono, el Buey, la Serpiente y el Gato pueden ser buenas relaciones secundarias para él. Pero el Gato no será capaz de tolerar la vanidad ni las críticas del Gallo, no se dejará impresionar por la teatralidad del Tigre, ni estimará la mercurial vivacidad de genio del Caballo.

En resumen, que la Liebre se limita a saltar sobre los obstáculos que encuentra a su paso y se recupera de las calamidades con notable elasticidad. No importa cómo la tiren: siempre cae de pie. Es posible que no esté muy próxima a su familia, pero hará todos los esfuerzos necesarios para proporcionarle lo mejor en todo. Su exterior, de apariencia blanda y vulnerable, está protegido por una coraza de cautela y sagacidad. En la vida, el Gato no se dejará a ningún precio arrastrar a un conflicto, salvo, claro, que sea algo que lo afecte directamente, en cuyo caso tomará las medidas adecuadas para proteger sus intereses.

En el corazón del Gato no hay una lucha intensa entre las fuerzas del bien y del mal. Él cree en su propia capacidad para sobrevivir, confía en su propio juicio y está en paz consigo mismo. Es el signo más apto para encontrar la felicidad y contentamiento.

EL NIÑO GATO

Un niño nacido en el año del Gato será de disposición agradable. De temperamento calmo y obediente, será sensible a los estados de ánimo de sus padres y actuará de acuerdo con ellos Puede ser charlatán o no. pero no será alborotador ni rebelde Es capaz de sentarse tranquilamente y concentrarse en un solo juego o juguete.

Por lo común tendrá el sueño liviano y es posible que se lamente mucho cuando está enfermo. Será fácil de disciplinar y no tendrá muchos problemas para adaptarse al medio escolar Aprende sus lecciones bien y con facilidad, pero aunque sus modales son excepcionalmente buenos, esto no significa que no sea capaz de discutir, pese a su suavidad de maneras. Es capaz de captar rápidamente los dos aspectos de una cuestión y de defender con inteligencia su punto de vista.

En ocasiones, será difícil entender lo que piensa o lo que hace. Hábil para enmascarar sus sentimientos, el Conejito sólo dirá aquello que sepa que va a agradarte, y así conseguirá ganarte para su manera de pensar sin que tú te des cuenta siquiera.

Es capaz de valerse por sí solo y de cuidar lo que es suyo Notablemente observador, puede calcular las probabilidades de obtener lo que desea. En vez de resistirse abiertamente a las reglas, el sutil Conejito inventará cuidadosamente maneras de esquivarlas.

En una palabra, que este angelito cortés tratará continuamente de llegar a algún acuerdo que lo favorezca.

Puede recibir los reproches con una especie de indiferencia desafiante o filosófica y, encogiéndose de hombros ante las contrariedades, volverá a empezar pacientemente desde la casilla número uno. Servicial en casa. adaptable en la escuela y bien armonizado con su ambiente, es un niño que sabrá tratar con gentes y problemas. Con él, puedes tener la seguridad de que será querido y aceptado en todos los círculos.

LOS CINCO TIPOS DE GATOS

El Gato de Metal – 1891, 1951, 2011

Puede ser física y mentalmente más recio que los Gatos pertenecientes a otros elementos, y tampoco será tan transigente. Tiene una fe inconmovible en sus propios poderes de observación y deducción, y lo más frecuente es que esté convencido de tener la respuesta y las soluciones adecuadas a sus problemas. Puede asumir responsabilidades admirablemente, y mostrará gran iniciativa en su trabajo.

El metal, al influir sobre su signo animal, hará que esté más preocupado por sus deseos, objetivos y necesidades creativas. Será más astuto, pero ocultará cuidadosamente su ambición tras su fría lógica y su inteligencia. Connoisseur par excellence, sabrá vivir y saborear de manera refinada las cosas buenas que le ofrezca la vida. Aunque pueda ser indiferente a las opiniones ajenas, se conmueve emocional y físicamente ante el arte, la música y otras formas de belleza.

Su seguridad básica en sí mismo, unida a su capacidad de discernimiento, harán de él un excelente juez de cualquier tipo de formas artísticas creativas; si tiene los medios, su gusto impecable le da la posibilidad de ser un coleccionista distinguido. Independientemente de la carrera que elija, se destacará eri ella desde muy pronto, porque es por naturaleza dedicado y minucioso en su trabajo.

Pero, como todos los espíritus verdaderamente románticos, este tipo de Gato puede tener inclínación a los estados anímicos sombríos, y sólo trabaja bien cuando está suficientemente inspirado. Ardiente en el amor y dotado de gran profundidad y perspicacia, sus múltiples inhibiciones ocultas harán que permita a muy pocas personas el acceso al santuario interior de su vida.

El Gato de Agua – 1903, 1963, 2023

Un tipo de Gato meditativo, de naturaleza frágil y emotiva. No soporta verse acosado, ni tampoco otras situaciones desagradables, tales como disensiones y altercados. Tal vez ello se deba al hecho de que su gran capacidad para la empatía le permite captar los pensamientos y sentimientos ajenos con escalofriante precisión.

Tendrá excelente memoria y es posible que posea ese tipo de poder mental que, sin.saberlo él, transmite sus ideas a los demás. Por consiguiente, atrae a la gente que quiere, y es posible que se sorprenda al ver con cuántos defensores cuenta, cuando él menos se lo esperaba.

Sin embargo, tiende a ser en exceso subjetivo, y las barreras emocionales que establece pueden deformar su visión. No es muy terminante, y en muchos casos será fácil que acepte los dictados de otros.

Su sensibilidad delicada lo Ileva a vivir demasiado en el pasado; de aquí que con frecuencia evoque ofensas ya viejas y se complazca en la autocompasión. Sus estados de ánimo negativos lo llevan a desconfiar de los motivos de quienes lo rodean, y se pone incomunicativo e imaginativo en exceso. En su estado más positivo, es capaz de Ilamar en su ayuda a todas las fuerzas cósmicas. Si no extrema su tendencia a la neutralidad, jamás le faltarán amigos ni influencia.

El Gato de Madera – 1915, 1975, 2035

Como la Madera está exaltada en este signo lunar, regido ya por la Madera, podemos encontrarnos con un Gato generoso y especialmente comprensivo, que en ocasiones será demasiado caritativo para su propio bien. lndudablemente, tiene ambiciones auténticas y sólidas, pero con frecuencia la autoridad lo intimida, y es posible que prefiera ignorar errores cometidos en su presencia con tal de mantener el statu quo. Como resultado, los demás tienden a sacar partido de su actitud comprensiva y tolerante.

Sin embargo, generalmente a este tipo de Gato le va bien. Progresa en las grandes corporaciones o en otras instituciones en las que, lenta y diplomáticamente, de a un peldaño por vez, puede ir trepando por la escala del éxito. Se siente atraído por los esfuerzos de grupo y la cólaboración, que le dan la sensación de seguridad que necesita. Pero, debido a su deseo innato de sentirse parte del grupo, puede volverse un poco demasiado burocrático y dar rodeos cuando tiene que tomar una decisión que puede herir a alguien o sentar precedente para un caso controvertido. Su negativa a tomar partido puede terminar hiriendo a tvdos, incluso a sí mismo. Debe discriminar más, ser más decidido y dar los pasos necesarios para defenderse de los que se aprovechan de su naturaleza generosa. Como es capaz de amoldarse graciosamente sin romperse, este Gato no tendrá problemas en adaptarse cuando así lo decida.

El Gato de Fuego – 1927, 1987, 2047

De modalidad decididamente demostrativa, afectuoso y divertido, este Gato tiene más fuerza de carácter que los otros. Pese a que el Fuego lo hace más temperamental, sigue siendo capaz de disfrazar sus emociones con encanto y diplomacia.

Es de personalídad suelta y natural, y expresa tan bien sus ideas que la gente le responde positivamente.

El Fuego puede hacerlo propenso a la emoción y franco para expresar sus necesidades. Es más capaz que otros Gatos de asumir el rol de líder, y su mando está atemperado por la discreción y la moderación. A pesar de su actitud abierta y progresista, no aprobará jamás los enfrentamientos abiertos con sus enemigos y preferirá valerse de recursos sutiles o acudir a mediadvres, como tienden a hacerlo los nativos de su signo.

Este tipo de Gato tendrá un elevado nivel de intuición e incluso capacidad parapsicológica. Percibe nítidamente los cambios en su ambiente y es fácil encolerizarlo, herirlo o decepcionarlo. También puede llegar a ser sumamente neurótico en sus manifestaciones negativas. Para alcanzar todo su esplendor necesita aprobación, apoyo e inspiración.

El Gato de Tierra – 1879, 1939, 1999

Este Gato, serio y constante, tiene pautas de pensamiento definidas y es capaz de jugadas bien calculadas. Delibera antes de ceder a sus inclinaciones emocionales, y su personalidad racional y equilibrada. lo mismo que su manera realista de encarar sus objetivos, le gana el favor de sus superiores.

El elemento Tierra lo vuelve más constante y menos blando, aunque su constancia es de naturaleza pasiva. Su condición introvertida lo Ileva a retraerse cuando los problemas lo acosan, y necesita estar de acuerdo consigo mismo antes de actuar. Jamás vacila en adueñarse de los recursos disponibles, y es capaz de usarlos con prudencia.

Es una persona materialista, cuya primera preocupación es su bienestar, lo que lo vuelve indiferente a las necesidades ajenas cuando los otros no están de acuerdo con sus planes. Aun así, tiene la humildad de admitir sus defectos y se esforzará por superarlos si puede.

EL GATO Y SUS ASCENDENTES

Nacido durante las horas de la Rata – 11 p.m. a 1 a.m.
Astuto, afectuoso y bien informado. La Rata contrarresta la tendencia al aislamiento del Gato y lo hace menos indiferente.

Nacido durante, las horas del Buey – 1 a.m. a 3 a.m.
La indiferencia del Buey hace que este Gato actúe con más autoridad de la que normalmente posee. Puede alcanzar mucho éxito con la fuerza y el autodominio del Buey.

Nacido durante las horas del Tigre -3 a.m. a 5 a.m.
Un Gato rápido en el hablar y en el pensar. El Tigre que hay en él lo impulsa a ser más agresivo, aunque el Gato mantiene él control.

Nacido durante las horas del Gato – 5 a.m. a 7 a.m.
¡Filósofo extraordinario! Sabio a! punto de jamás emprender la acción, porque nunca toma partido. Sólo una cosa es segura: que puede cuidarse muy bien solo.

Nacido durante las horas del Dragón -7 a.m. a 9 a.m.
Un Gato ambicioso y duro a quien, sin embargo, no le gustará, y probablemente no necesitará, ensuciarse las manos. Puede mover a otros a seguir sus bien ideados y recomendables planes.

Nacido durante las horas de la Serpiente – 9 a.m. a 11 a.m.
Melancólico y reflexivo, pero autosuficiente, es probable que nunca pida consejo. Sumamente sensible a su entorno y guiado estrictamente por sus intuiciones.

Nacido durante las horas del Caballo -11 a.m. a 1 p.m.
Un Gato ambicioso y duro a quien, sin embargo, no le gustará y probablemente no necesitará ensuciarse las manos. Puede mover a otros a seguir sus bien ideados y recomendables planes.

Nacido durante las horas de la Oveja – I p. m. a 3 p.m.
La Oveja que lleva en sí suscita más simpatía y generosidad en el Gato. El resultado es una personalidad más tolerante y afectuosa. pero que también puede verse tentada a gastar más allá de sus medios.

Nacido durante las horas del Mono – 3 p. m. a 5 p.m.
Un Gato riente y travieso. Aquí, la diplomacia intuitiva del Gato y su fachada tranquila encubren perfectamente las travesuras del Mono. ¡Cuidado con la bolsa!

Nacido durante las horas del Gallo -5 p.m. a 7 p.m.
Con el respaldo del Galio, el Gato aprende a decir lo que piensa y, dados la sensibilidad y el sano juicio que son básicos en él, valdrá la pena oírlo.

Nacido durante las horas del Perro – 7 p.m. a 9 p.m.
La influencia del Perro vuelve más amistoso y más franco al Gato. Hasta puede ser que se preocupe efectivamente por el bienestar de otros y que sea menos letárgico cuando se trata de asumir un compromiso.

Nacido durante las horas del Jabalí – 9 p.m. a 11 p.m.
La influencia del Jabalí dará textura adiciona! a los gustos refinados del Gato. También puede atenuar el amor a sí misma de la Liebre y hacer que se muestre dispuesta a ofrecer su ayuda.

CÓMO LE VA AL GATO EN DIFERENTES AÑOS

Año de la RATA
Un año bueno y calmo para el Gato. Sin sorpresas ni grandes problemas, pero tampoco tan fructífero como él quisiera. El progreso será constante, ya que no se anticipa oposición grave en el ámbito laboral ni en el doméstico. Es momento de hacer planes para el futuro o de comprar propiedades.

Año del BUEY
El Gato se enfrenta con un año áspero y riguroso. Desilusiones, viajes sin sentido o trabajo que no da los resultados deseados. El nativo podría tener problemas de salud causados principalmente por la ansiedad excesiva. Separación o partida de un ser amado. No es momento de que el Gato contemple cambios en su medio: la concreción de sus planes demorará más de lo que espera.

Año del TIGRE
Este año, el Gato debe ser extraordinariamente cuidadoso y diplomático, pues tiene tendencia a verse envuelto en conflictos. Es una época en la que tendrá que enfrentar pleitos o disputas originados en exigencias irrazonables que le plantearán, y es mejor que ande con cautela en asuntos de dinero o si se trata de firmar documentos importantes. Fuera de esto, se las arreglará sin demasiadas dificultades, y es posible que obtenga algunas ganancias hacia el final de! año.

Año del GATO
Sumamente auspicioso para el nativo de este signo. Puede esperar ascensos, adelantos en su carrera o éxitos financieros, y obtendrá beneficios inesperados o recuperará fondos perdidos. Sus planes se concretarán fácilmente y es posible que en su casa se reciban buenas noticias o se celebre la llegada o e) regreso de nuevos o viejos miembros de la familia.

Año del DRAGÓN
Este año. el Gato puede esperar una temporada relativamente feliz, pero laboriosa, tanto en su casa como en su carrera. En cuanto al dinero, las cosas pueden ser dudosas o mediocres, pero de todas maneras le será fácil mantener el buen humor, porque en genera! las ganancias superarán a las pérdidas. Es posible, que trabe nuevas amistades que pueden serie útiles.

Año de la SERPIENTE
Este año no traerá al Gato muchos progresos tangibles. Es posible que tenga que viajar o se vea frente a dificultades originadas en diversas direcciones. Para su intento de consolidar o mejorar su posición actual se indica también un cambio de residencia o de carrera. Puede ser que le quede poco tiempo para pasar con su familia o que tenga que enfrentar muchos gastos inesperados.

Año del CABALLO
Buen año para ei Gato, que tendrá la suerte de conocer gente servicia! que estará encantada de usar su influencia en beneficio de él. Este año no sufrirá grandes trastornos ni enfermedades y podrá recuperarse de. pérdidas anteriores. Es posible que tenga que viajar mucho y agasajar gente.

Año de la OVEJA
Excelente para el Gato, que puede alcanzar muchos logros y verá progresar sin obstáculo sus planes. Aunque es un año próspero para él, tendrá que prestar mucha atención a los detalles para no tener más adelante problemas referentes a un contrato. No hay dificultades en casa ni en el trabajo.

Año del MONO
Estará bien para el Gato, siempre que no sea demasiado optimista. Los asuntos o contratos financieros pueden presentar tropiezos inesperados o no llegar a concretarse debido a la traición de alguien en quien confiaba. Su vida familiar se mantiene calma, pero es posible que él sufra varias dolencias menores que le impidan progresar.

Año del GALLO
Será difícil para el Gato, que se encontrará con que se le va el dinero y se verá en situaciones que le exigirán gastos extraordinarios. Es el momento de asociarse con otros y dejar que ellos lo guíen. Este año, el Gato debe mostrarse conservador y no actuar independientemente. Los problemas y obstáculos que se le presenten en casa y en el trabajo quedarán superados, pero no sin causarle muchas frustraciones.

Año del PERRO
Época tranquila para el Gato, que obtendrá algunas ganancias y resolverá problemas pasados. Le quedará tiempo para la distracción y no tendrá problemas familiares. En cuanto a su carrera, puede recibir críticas de sus superiores o verse de alguna manera obstaculizado por otras personas.

Año del JABALÍ
Tiempos ambiguos para el Gato. Las cosas parecen mejor de lo que son en realidad, y es necesario que sea muy realista y evite hacer promesas o dar garantías. Este año tienden a aparecer múltiples dificultades, de modo que no debe ser excesivamente confiado, y sí tomar todas las precauciones necesarias para proteger sus intereses.

http://www.zocalo.cl/brujita/?page_id=164

la rata

el búfalo

el tigre

el gato o conejo

el dragón

la serpiente

el caballo

la oveja o cabra

el mono

el gallo

el perro

el jabalí

NOTA: Todas las descripciones de lo signos han sido tomadas del libro «Horóscopos Chinos de Theodora Lau.

Comparte esta nota: