El Tigre
El Tigre

Soy la deleitable Paradoja.
El mundo todo es mi escenario.
Con mi fuego abro nuevas sendas;
Lo inalcazable busco
E intento lo nunca intentado.
Con gozoso abandono
Danzo a la música de la vida.
Venid a uniros a mi ronda.
Ved las miríadas de colores,
Y las luces destellantes del tiovivo.
Todos saludan en mí
Al sin par comediante
SOY EL TIGRE

El año del TigreLa personalidad TigreEl niño Tigre
El Tigre de metalEl Tigre de aguaEl Tigre de maderaEl Tigre de fuegoEl Tigre de tierraEl Tigre y sus ascendentesCómo le va al Tigre en los diferentes años

Eres Tigre si naciste entre estas fechas:

08 – 2 – 1902 * 28 – 1 – 1903 – Tigre de agua
26 – 1 – 1914 * 13 – 2 – 1915 – Tigre de madera
13 – 2 – 1926 * 01 – 2 – 1927 – Tigre de fuego
31 – 1 – 1938 * 18 – 2 – 1939 – Tigre de tierra
17 – 2 – 1950 * 05 – 2 – 1951 – Tigre de metal
05 – 2 – 1962 * 24 – 1 – 1963 – Tigre de agua
23 – 1 – 1974 * 10 – 2 – 1975 – Tigre de madera
09 – 2 – 1986 * 28 – 1 – 1987 – Tigre de fuego
28 – 1 – 1998 * 15 – 2 – 1999 – Tigre de tierra
14 – 2 – 2010 * 02 – 2 – 2011 – Tigre de metal

EL AÑO DEL TIGRE

Es decididamente un año explosivo. Comienza generalmente con un estrépito y concluye con un gimoteo. Es un año señalado para la guerra, el desacuerdo y toda clase de desastres. Pero será también un año de grandeza y osadía. Nada se hará en escala pequeña y tímida. Todo -lo bueno y lo malo- puede ser llevado al extremo… y lo será. Año de hacer y de perder fortunas. Quien decida arriesgarse, ha de apostar alto, pero con plena conciencia de que los riesgos de perder son muchos.

La gente hará cosas extremas y espectaculares movida por el impulso del momento. No es de asombrarse que el episodio del Watergate y el drama de la renuncia de Nixon culminaran en el año apasionado del Tigre. Será época de perder los estribos y de ardua prueba para la diplomacia. Como el Tigre, tenderemos a atacar sin pensarlo, y terminaremos lamentando nuestra temeridad.

Las amistades, las empresas comunes y los tratos que exigen cooperación y confianza recíproca que se inicien en esta época serán frágiles y se romperá fácilmente. Sin embargo, el Tigre -enérgico y vigoroso- también puede servir para inyectar nueva vida e insuflar vitalidad en causas perdidas, empresas que se tambalean e industrias opacas y sin brillo. También será esta una época de cambios masivos, propicia para la introducción de ideas nuevas y atrevidas, cuanto más controvertidas, mejor.

El calor ardiente del Tigre afectará indudablemente a todas las vidas. Pese a sus aspectos negativos, debemos darnos cuenta de que puede tener un efecto purificador. Así como es necesario un calor intenso para separar el metal precioso de la mena, también el Tigre puede extraer de nosotros lo mejor que tenemos.
Terminemos con un breve consejo para este año impredecible: Confía en tu sentido del humor, y deja que las cosas vayan enfriándose.

LA PERSONALIDAD TIGRE

En Oriente, el Tigre es símbolo de poder, pasión y osadía. Personaje rebelde, pintoresco e impredecible, impone en todas partes reverencia y respeto. Este luchador intrépido y orgulloso es honrado como el signo que defiende a la casa y la familia de los tres desastres principales: el fuego, los ladrones y los fantasmas.

Es una suerte tener cerca a una persona de este signo, siempre que uno esté preparado para toda la actividad que acompaña a su personalidad dinámica. La impulsividad y vivacidad del Tigre son contagiosas, su energía y su amor por la vida estimulantes. Removerá en la gente toda clase de emociones, salvo la indiferencia. En una palabra: que al cautivante Tigre le encanta ser el centro de la atención.

Inquieto y temerario por naturaleza, el Tigre está, por lo común, impaciente por entrar en acción. Sin embargo, dada su disposición desconfiada, es fácil que titubee o que tome decisiones apresuradas. Se le hace tan difícil confiar en otros como controlar sus emociones. Cuando está alterado, necesita decir lo que siente, pero así como es de irascible, también es sincero, afectuoso y generoso. Y, lo que es más importante, tiene un maravilloso sentido del humor.

No hay Tigre que no tenga su rasgo que lo humanice. Adora a los bebés, los animales, el jazz o cualquier cosa que durante el término de un momento pueda adueñarse de su imaginación y su atención. Cuando se compromete con algo, su compromiso es total. Todo, incluso respirar, pasa a segundo término ante el objeto de su adulación. Jamás asume a medias una empresa, y se puede estar seguro de que el Tigre se entregará en un cien por ciento, y más aún. si pudiera.

Los de tipo más sensual suelen hacer alguna incursión por la vida bohemia en su juventud, y hay algunos que jamás superan esta etapa. Las intrépidas modelos en busca de amoríos en París, los pintores en ciernes que exponen en las esquinas sus trabajos, las bandas de músicos aficionados de la calle, los cantantes pop de fugaz trayectoria y los actores ambiciosos que viven de un presupuesto imposible: todos ellos es más probable que sean hijos del Tigre que hijos de la flor. Tal vez sea porque, aparte su optimismo, no es materialista ni vive pendiente de la seguridad.

Es alguien que debe pasar en su vida por una etapa en la cual dé cauce a sus impulsos y represente todos los papeles fantásticos que ha ideado para sí. Necesita una oportunidad de burlarse de aquello que desaprueba, un momento en que pueda fustigar a la sociedad y hacer burla de las tradiciones esclavizantes. El Tigre necesita expresarse, encontrar su identidad y dar forma a su personalidad. y si la rebelión o el abierto desafío de lo aceptado le ofrecen esa oportunidad, pues será ese el camino que emprenda. ¿Es que podríamos amarlo menos por estas imperfecciones, si es que se las puede tachar de tales? No; nueve veces de cada diez nos encontraremos clamando por su éxito. Es posible que sacudamos la cabeza ante su audacia y que nos deje boquiabiertos lo insano de su osadía, pero de todas maneras, jamás nos olvidaremos de rezar por él una silenciosa plegaria y, cuando lo veamos triunfar, tendremos la cálida sensación de una victoria personal.

Cuando el Tigre está descorazonado, necesita montones de sincero y concentrado afecto. No es cuestión de preguntarse quién está en lo cierto y quién no, porque para él la lógica no es tan importante. Simplemente, no viene al caso. Si se trata de consolarlo, no te escatimes, porque si la situación se invirtiera, él haría el doble por ti. Le encantará oír tus palabras de sabiduría y estará pendiente de cada bondadoso consejo… lo cual no quiere decir que haya que seguirlo. Son dos cosas diferentes, ya lo sabes. Ser arbitrario con él nunca rinde.

Lo mejor es que le tengas cogida la mano y lo dejes hablar hasta que se desahogue y pueda recoger todos los pedazos de su ego maltrecho. Entonces, te dará un beso, un abrazo, y se irá, dejándote con la sensación de que hiciste tu buena obra del día.

Después que haya terminado contigo, bueno… lo más probable es que se vaya a hacer exactamente lo que pensaba hacer desde el principio.

Por más abatido y deprimido que lo veas, por más profunda que sea la desesperación en que se encuentre, ni por un momento creas que se dará por vencido. En su espíritu inextinguible quedará siempre una minúscula chispa capaz de reanimar el fuego y llevarlo nuevamente a vivir y amar.

Aunque tiene demasiada carga para confiar en él en momentos de estrés, el Tigre se destaca por su capacidad para influir sobre la multitud. En su mejor aspecto, es cálido, sensible y compasivo; en el peor, se mostrará obstinado, irrazonable y egoísta.

La mujer Tigre es la más encantadora y radiante de las anfitrionas, capaz de combinar con total seguridad la vida hogareña y el compromiso social. Solícita, vibrante y de apariencia absolutamente ingenua, es una gatita mimosa, pero sólo porque con esta actuación consigue buenas críticas. No por eso te burles de ella, ya que -por si las necesita- tiene siempre las garras afiladas.

Pendiente de la moda, liberada y de fácil expresión, a la Tigresa le gusta mimarse, y es capaz de pasarse horas probándose nuevos peinados, maquillajes y vestidos. Es de las que continuamente se lamentan de no tener nada que ponerse. En realidad, se encuentra tan cómoda con téjanos como con un modelo de alta costura. Si das un baile, los tendrá a todos continuamente deslumbrados. También con los niños es estupenda; les cuenta cuentos, les hace de mimo y se burla de sí misma, los deslumbra con su sonrisa y. principalmente, se los gana para siempre alterando todas las reglas en favor de ellos. Si de ella depende, pueden comer caramelos antes de la cena, servirse doble ración de helado y quedarse hasta cualquier hora a ver su programa de televisión favorito. Por raro que parezca, sus hijos no son más malcriados que otros. Aprenden bien sus lecciones, tal vez porque, tras haberles demostrado su amor, mamá Tigre se ocupa a conciencia de imponer el orden. Da importancia a los modales y, si los niños se portan bien, es sumamente generosa con las recompensas. Habrá multitud de picnics, paseos al zoológico y a los parques nacionales o expediciones de pesca. Y veamos, ¿quién puede resistirse a eso?

Lo mismo que el Dragón y el Gallo, el nativo del Tigre tiene un ego de tamaño extra. Si se siente herido en este nivel, el dinero, el poder y la fama no significarán nada para él. Un Tigre frustrado puede terminar siendo el matón más despreciable y mezquino con que hayas tropezado en tu vida. Para vengarse llegará a cualquier extremo, aunque la casa se le venga encima. Aunque lo enfurezca un mínimo agravio, es posible que deje pasar cosas mucho más importantes sin decir nada. Recuerda, simplemente, que detesta que lo ignoren.

Paradójicamente, sus dos principales desventajas en la vida serán la precipitación por un lado y la indecisión por el otro. Si puede aprender a seguir el camino intermedio, el Tigre será un éxito clamoroso.

En lo más profundo de sí, es un romántico. Aunque juguetón, es al mismo tiempo apasionado y sentimental, y enamorarse de un Tigre o casarse con él será toda una experiencia Tanto hombres como mujeres tienden también a ser en extremo posesivos y a provocar peleas cuando están celosos.

Es probable que el primer período de la vida del Tigre sea el mejor. En estos años de formación se le puede enseñar a controlar firmemente las emociones explosivas que bien pueden ser su ruina. En su juventud y comienzos de la madurez, el Tigre estará absorto en la persecución del éxito y la concreción de sus sueños, y puede tener una vejez calma si aprende a renunciar a estar en primera fila y a relajarse. Sin embargo, lograrlo le será difícil porque se verá acosado por la evocación agridulce de las cosas que hizo y que dejó por hacer.

En general, tendrá una vida volátil, llena hasta los bordes de risas, lágrimas, dolor, regocijo, desesperación y todas las emociones concebibles. Si hay algo que jamás debe hacer, es condolerse de sí mismo. No lo necesitará, tampoco: no puede menos que amar la vida si se le deja vivirla hasta el fondo y tal como él quiera. El Tigre es el esencial optimista, siempre dispuesto a pasar de nuevo a la ofensiva.

Puede llevarse bien con el Jabalí. Sincero y bondadoso, el Jabalí-o Cerdo, como también suele llamársele- será el complemento de los temerarios arrebatos del Tigre y le prestará estabilidad y seguridad. El Tigre también andará muy bien con el Perro, práctico y realista, cuya lealtad lo llevará a adherirse al Tigre; además, el Perro no sólo es capaz de contener al Tigre, sino incluso de hacerlo razonar.

El Caballo, pintoresco pero con sentido práctico, también será excelente compañero para el Tigre. ya que comparten el mismo amor por la vida y gusto por la actividad. Pero el Caballo, vivaz y rápido, percibirá el peligro antes que el Tigre, con su obstinación típica, de manera que este último se beneficiará enormemente de los sutiles reflejos y el sentido común de su compañero.

Las personas nacidas en el año de la Rata, la Oveja, el Gallo y el Tigre no tendrán dificultades para entenderse con este nativo. Lo único que el Tigre jamás debe hacer es desafiar la autoridad de alguien nacido en el año del Buey. La personalidad seria e intransigente de éste no aguantará las veleidades del Tigre. En un enfrentamiento, los cuernos del Buey bien pueden ser la muerte del Tigre.

Tampoco es aconsejable la unión entre Tigre y Serpiente. Lo único que estos dos signos tienen en común es su naturaleza desconfiada. Pero la Serpiente es silenciosa, calma y mortífera con sus recelos, en tanto que el Tigre los proclamará a voz en cuello. Entre ellos no habrá armonía.

Y por fin, aunque no menos importante, hay que tener en cuenta que el Mono será el más sutil enemigo del Tigre. Ingenioso y payasesco, no se cansará jamás de burlarse de él, hasta que el irascible Tigre termine perdiendo los estribos y quedando como un tonto. La insidia sin par del Mono es demasiado para él y, en el contacto recíproco, el que sufra será el Tigre.

EL NIÑO TIGRE

Un niño de este signo será un ramillete de alegría al mismo tiempo que un azote del cielo. Este pequeño cable cargado que anda incesantemente por ahí chisporroteando de actividad se arrojará siempre en el corazón de las cosas. Hasta los más tranquilos sabrán exactamente dónde se desarrolla la acción y correrán directamente a ella. Este niño será un charlatán encantador, inteligente y seguro de sí, a quien no habrá manera de contener. Su curiosidad e inquisitividad insaciables lo llevarán a saltar sobre cualquier cosa que se mueva, y se meterá en toda clase de situaciones, Hiperactivo y resistente, le gusta el bullicio, los gritos y los juegos bruscos.

Como el Dragón, es capaz de someter con su arrogancia a los menos agresivos, pero la gente se sentirá naturalmente atraída por su carácter cálido, afectuoso y gregario.

El niño Tigre expresará directamente sus sentimientos, habrá que aguantar sus inequívocas opiniones sobre cómo deberían ser las cosas y no vacilará en dar su punto de vista. No le gusta que le oculten secretos, y él tampoco es bueno para guardarlos.

Como no reprime sus emociones, será fácil saber cuándo algo lo está molestando, y bastará con asegurarse de que tenga bastantes válvulas de escape para liberar su energía acumulada.

Si no se pone coto a sus tendencias auto afirmativas, el pequeño Tigre es capaz de dominar completamente a sus padres y convertirse en un pendenciero temible. Se le ha de enseñar desde temprano a dominar su carácter temperamental, a escuchar razones y a entender el valor del compromiso. Pero el pequeño rebelde no se limitará a aceptar lo que le digan. No sería quien es si no pusiera a prueba continuamente los límites que se le imponen. No será tarea fácil mantenerlo a raya, pero cuanto antes comprenda quién es el que manda, tanto mejor será para él y para quienes lo rodean.

Sin embargo, si se le ofrece el estímulo disciplinario adecuado, unido con amor, ternura y muchísima comprensión, no habrá niño que responda con la adorable espontaneidad del pequeño Tigre. Es posible que la vida no sea siempre fácil con él, pero sin él sería demasiado vacía. Tener un hijo Tigre es, en sí mismo, una gratificación.

LOS CINCO TIPOS DE TIGRES

El Tigre de Metal – 1890, 1950, 2010

Decididamente, este no será un Tigre reticente. El Tigre de Metal no puede menos que ser activo, agresivo y apasionado. Puede o no tener temperamento artístico, pero sin duda se ocupará de proyectar una imagen fascinante y su personalidad no pasará inadvertida. Ostentoso y centrado en sí mismo, será un trabajador competitivo e incansable, si está adecuadamente motivado.

Enfocará sus problemas de manera directa e incluso radical, sin dudar jamás de qué es lo que quiere realizar. El problema es que quiere demasiado, y demasiado pronto. Tiende a ser en exceso optimista en cuanto a los resultados esperados.

Cuando el Metal se combina con este signo lunar, puede dar por resultado un Tigre súbito, nada ortodoxo y tajante en el actuar. Es una persona que sólo es constante consigo misma y con sus deseos, aunque por el camino tenga que llevarse a varios por delante. Este Tigre es fácilmente susceptible tanto a las buenas como a las malas influencias, y tenderá a actuar con independencia, ya que le enferma ver restringida su libertad.

El Tigre de Agua – 1902, 1962, 2022

Un Tigre de mentalidad abierta, continuamente inclinado a ideas y experiencias nuevas. También tiene el don de ver objetivamente las cosas, ya que el elemento Agua, al combinarse con su signo lunar, le da una naturaleza más calma. Es humanitario y excelente juez de la verdad, porque es capaz de contactar cun los sentimientos ajenos. Intuitivo y dotado de una bien desarrollada capacidad para comunicarse con !a gente, puede hacer un trabajo excelente en relaciones públicas.

Es un tipo de Tigre más realista que otros, que tiene el dedo sobre el pulso de la gente y sabe con qué cosas tiene que vérselas. Comete pocos errores de evaluación. Su capacidad mental es incomparable. pero -como todos los Tigres- a veces pierde lamentablemente un tiempo precioso. Aun así, es menos temperamental que los otros del mismo signo, porque puede controlar sus impulsos emocionales y concentrarse en lo que se propone.

El Tigre de Madera – 1914, 1974, 2034

Es un tipo de Tigre tolerante, capaz de evaluar las situaciones bajo una luz práctica e imparcial. De opiniones democráticas, entiende la importancia de asegurarse la cooperación de otras personas para avanzar con más rapidez. Atraerá muchísimos amigos y partidarios, ya que es capaz de vincularse con gente de las modalidades más diversas.

El elemento Madera le da una disposición más pareja y afable, y su personalidad, encantadora y dada a la innovación, es sumamente apta para los esfuerzos de grupo. Es socialmente muy buscado, y tiene el don de conectar a gentes que nada tienen que ver entre sí. Pero su lealtad se dirige principalmente hacia sí mismo. Para él, nadie es indispensable. Si alguien se va del club, le deseará buena suerte, pero no perderá el tiempo en reemplazarlo.

El Tigre de Madera tiende a ser el menos penetrante de los Tigres. Es fácil que prefiera deslizarse por la superficie de las cosas y mantener solamente una apariencia de orden. De hecho, carece de profundidad y control permanente. Le gusta delegar tareas y, como es hábil para el mando y sabe hacer que los demás se desempeñen por él, asumirá un mínimo de responsabilidades. Como su signo lunar no cuenta con la bendición de una gran capacidad para la disciplina, es mejor que no se embarque en más cosas de las que puede abarcar. Pero le será difícil admitir sus limitaciones, ya que los Tigres de todos los pelajes no aceptan fácilmente las críticas, por constructivas que sean o por amablemente que estén expresadas.

El Tigre de Fuego – 1866, 1926, 1986

A este Tigre se le hace difícil contener su entusiasmo y poner límites a su energía. Siempre está dispuesto para la acción y para ir de un lado a otro. Transeúnte por naturaleza, lo que más le preocupa es el presente. Es independiente y nada convencional. y sus movimientos son difíciles de prever. De lo único que se puede estar seguro es de que, cuando actúe, será espectacular e influyente. El Fuego lo vuelve aún más expresivo de lo que naturalmente es este signo, y un Tigre de Fuego jamás dejará de impresionar a quien él se proponga ni de transmitir su vitalidad electrizante a cualquier proyecto que decida emprender.

Continuamente intenta convertir su energía nerviosa y sus inspiraciones en decidida acción. En ocasiones, es directamente teatral. Profundamente generoso, mostrará también más condiciones para el liderazgo que los Tigres regidos por otros elementos. Para él, todo lo que hace vale la pena y es imperioso, de modo que no intentes decirle lo contrario. Es un alma absolutamente optimista, sobre quien no actúan las profecías ominosas.

Brillante en el mando, imponente y abierto, el Tigre de Fuego es sensual y le cuesta muchísimo ser impersonal ante cualquier cosa que le pase en su vida.

El Tigre de Tierra – 1878, 1938, 1998,

He aquí un Tigre dotado de una personalidad más tranquila y responsable. Buscará que lo que hace sea factible, no sacará conclusiones precipitadas y será defensor de la igualdad y la justicia. Preocupado por los demás y dado a descubrir la verdad por sí mismo, su visión es madura y sensata.

Será un Tigre más constante que otros, porque el elemento Tierra le otorga la posibilidad de fijar la atención por más tiempo, lo que le permite aplicarse con diligencia y objetividad a asuntos importantes sin llegar a inquietarse. Aunque tal vez no sea tan brillante y decisivo como otros Tigres, es generalmente razonable y de mentalidad clara. Ve los problemas bajo su verdadera luz y es raro que permita que sus emociones le enturbien la visión.

También es entre todos el más apto para establecer relaciones sobre la base de la utilidad, más bien que fundadas en la atracción personal o sexual. Es un intelectual y tiende más a la cavilación que a la osadía. Aplica su conocimiento y sus capacidades a los terrenos que le son familiares y que le permitirán obtener mejores cosechas.

En ocasiones puede mostrarse demasiado orgulloso, insensible y duro, especialmente cuando está tan envuelto en sus propias preocupaciones que no puede identificarse con nada que vaya más allá del alcance de sus objetivos.

El Tigre de Tierra es el que tiene menos probabilidades de acceder a la vida bohemia, aunque tal vez le guste que otros lo crean. Empezará por Ilegar a la cumbre y después, cuando haya demostrado a la sociedad y al mundo que tiene la capacidad y el genio, es posible que actúe de manera radical, escandalosa o anticonvencional, simplemente para ser diferente y hacerse notar, cosa que les encanta a todos los Tigres. Sin embargo, encarará siempre con seriedad su trabajo, ya que su elemento natal hace que su deseo de reconocimiento y de status se base en la estabilidad y el esfuerzo.

EL TIGRE Y SUS ASCENDENTES

Nacido durante las horas de la Rata – 11 p.m. a 1 a.m.
Un alborotador de naturaleza afectuosa, capaz de provocar una pelea sólo para tener el placer de reconciliarse contigo más tarde. No está mal si la Rata que hay en él mantiene bien guardado el monedero.

Nacido durante las horas del Buey -1 a.m. a 3 a.m.
Combinación temperamental y resuelta. Es de esperar que el Buey pueda imprimirle autodisciplina, para que no pierda tan rápidamente los estribos. Es posible que, como resultado, tenga una personalidad más calma.

Nacido durante las horas del Tigre – 3 a.m. a 5 a.m.
Aquí, todo son dientes y garras. Absolutamente vivaz y propenso a múltiples estados anímicos contrastantes. Quien quiera algo emocionante, aquí lo tiene.

Nacido durante las horas del Gato- 5 a.m. a 7 a.m.
Es sereno, pero decididamente, su fuego no se ha extinguido. El Gato puede contener su impetuosidad e impaciencia. Como resultado, toma mejores decisiones y puede evitar complicaci0nes.

Nacido durante las horas del Dragón – 7 a. m. a 9 a. m
Apuntará más alto y se esforzará más porque el Dragón refuerza su ego. Podría ser un líder excelente, si deja de ser tan desconfiado.

Nacido durante las horas de la Serpiente – 9 a.m. a 11 a.m.
Quizá la Serpiente que lleva en sí pueda enseñar al Tigre a mantener la bocaza cerrada. El Tigre saldrá ganando si se adapta a las vibraciones de la Serpiente y no tiene arrebatos de mal genio en las negociaciones.

Nacido durante las horas del Caballo -11 a.m. a 1 p.m.
Es posible que el Caballo transmita cierto espíritu práctico al Tigre y lo lleve a no correr más que riesgos calculados. Pero esta combinación está compuesta por dos signos libremente fantasiosos y carentes de todo sentido auténtico de responsabilidad.

Nacido durante las horas de la Oveja-1 p.m. a 3 p.m.
Calmo y observador, pero aun así, celoso y posesivo hasta la locura. Adorable, si la Oveja puede moderar la agresividad del Tigre y favorecer sus tendencias artísticas.

Nacido durante las horas del Mono – 3 p. m. a 5 p. m.
Encuentro del músculo y el cerebro. Esperemos que todo se dé en las proporciones adecuadas, porque si es así, será imposible predecir hasta dónde puede llegar este nativo.

Nacido durante las horas del Gallo – 5 p.m. a 7 p.m.
Personalidad fascinante. Aquí, el provocador de problemas y el que los resuelve se encuentran. No te dejará salirte con la tuya en nada e insistirá en que lo oigas… como si alguna vez te hubiera quedado otra opción.

Nacido durante las horas del Perro – 7 p.m. a 9 p.m.
Este es un Tigre más razonable y cooperativo, como resultado del sentido común inherente al Perro. Sus tácticas intimidatorias quedarán desvirtuadas por la estricta propensión del Perro al juego limpio, pero tendrá la lengua más afilada que una navaja.

Nacido durante las horas del Jabalí – 9 p.m. a 11 p.m.
Impulsivo e ingenuo. Feliz y contento… mientras consiga lo que quiera. Bajo presión, aún podría volverse vengativo, pero se lo verá apartarse de su camino para complacer a la familia y los amigos.

CÓMO LE VA AL TIGRE EN DIFERENTES AÑOS

Año de la RATA
No será muy afortunado para el Tigre. Los negocios se le pondrán difíciles y es posible que se encuentre con que el dinero escasea. Sólo obtendrá gratificación si se ejercita en la paciencia y la prudencia. Debe evitar los actos impulsivos y adoptar un enfoque conservador.

Año del BUEY
Año inestable. De la obstinación resultan querellas y malas interpretaciones. El Tigre puede sentirse frustrado porque alguien que ejerce autoridad se interpone en su camino, y será aconsejable que por el momento modere su rebeldía. Si puede dominarse durante todo ese tiempo, sus problemas se resolverán solos antes de que termine el año.

AÑO del TIGRE
Un año moderadamente bueno. El Tigre tendrá suerte, en sentido de que otros acudirán en su ayuda cuando más la necesite. Aun así, no debe arriesgarse, porque las cosas pueden volverse en contra de él. No sufrirá enfermedades ni trastornos de importancia, pero es posible que se vea obligado a gastar o que no pueda ahorrarlo.

AÑO del GATO
Un año más feliz para el Tigre. Recibirá alguna buena noticia su panorama vuelve a ser rosado, tanto en el amor como en negocios. Sigue habiendo obstáculos en su camino, pero los superará con pocas dificultades. En resumidas cuentas, que estará muy contento con sus logros.

AÑO del DRAGÓN
No es mucho lo que este año reserva al Tigre. Se le hará difícil ganar dinero o se dejará influir por gente que lo inducirá a hacer inversiones imprudentes. Se prevén ciertas desdichas, tales como la separación de un ser amado o la disolución de una sociedad. Se le hará difícil adaptarse a los cambios, aunque sean para su bien.

Año de la SERPIENTE
Un buen año para el Tigre. No hay que esperar grandes pérdidas ni ganancias, y su vida podría ser tranquila si tiene la cautela suficiente para no dejarse atrapar por problemas ajenos. Su progreso será constante y sus dolencias de poca importancia. La mayor parte de sus decepciones se originarán en personas del sexo opuesto.

Año del CABALLO
Un año muy bueno y muy feliz. Las cosas irán bien para el Tigre, que puede esperar ascensos y reconocimiento. Será época fácil para hacer dinero, y ahora el Tigre podrá incluso ahorrar o recibirá ingresos adicionales. Habrá celebraciones al recibir una buena noticia en casa.

Año de la CABRA
Año bueno, aunque los problemas con que se encuentre robarán mucho tiempo al Tigre. Negociaciones, altercados domésticos y tensión en el trabajo le impedirán relajarse, y tendrá que tomarse vacaciones aunque no pueda permitírselas. También es posible que pierda algunos efectos personales, pero puede considerarse afortunado porque no habrá desastres graves.

Año del MONO
Un año de prueba para el Tigre. Irritaciones y contrariedades exigirán al! máximo su paciencia y su capacidad de aguante. No debe expresar en voz demasiado alta sus objeciones, y ha de evitar enfrentamientos que podrían terminar en conflictos legales. Habrá en su vida más recepciones y viajes que de ordinario, y tendrá que aceptar soluciones de compromiso.

Año del GALLO
Un año moderado. El Tigre no debe angustiarse en demasía, porque los problemas aparentemente grandes que lo acosan se pueden resolver, y a último momento recibirá ayuda proveniente de lugares inesperados o amistades recientes.

Año del PERRO
Un año en que el Tigre está a salvo de peligros graves. Sin embargo, tendrá que esforzarse mucho para triunfar y se sentirá cansado o solo por tener que mantenerse a raya. Aun así, la suerte lo favorece y podrá llevar adelante sus planes gracias al apoyo de gente influyente.

Año del JABALÍ
El Tigre tendrá que moderar, este año, su tendencia a gastar sin freno, ya que la prosperidad de comienzos de año no durará mucho. Debe estar en guardia contra inversiones arriesgadas y socios nuevos.

http://www.zocalo.cl/brujita/?page_id=164 la rata el búfalo el tigre el gato o conejo
el dragón la serpiente el caballo la oveja o cabra
el mono el gallo el perro el jabalí

NOTA: Todas las descripciones de lo signos han sido tomadas del libro «Horóscopos Chinos de Theodora Lau.

Comparte esta nota: