Las terapias florales

Las 38 flores de BachHace unos cuantos años, en medio de una terapia, la sicóloga de entonces sacó unos pequeños frasquitos, me indujo un leve trance hipnótico, y me hizo elegir unos pocos números entre 1 y el 38. Luego me hizo un preparado con las esencias designadas con los números que yo había elegido. Desde entonces recuerdo el efecto que esas esencias florales hicieron en mí.

Hace 2 años y medio empecé a trabajar con las esencias florales de Bach. Mi acercamiento a ellas se originó en la búsqueda de otras terapias, que pudieran complementar las sanaciones.
Buscaba una terapia que le permitiera al paciente usar la lógica de tomar remedios alópatas, pero sin los efectos de éstos.

Recordando lo que habían logrado en mí, busqué libros, bajé mucha información de internet y compré las 38 esencias, más el rescue remedy.
Cuando empecé a estudiarlas, descubrí que la forma en que trabajan en nuestro cuerpo es muy similar a la de las sanaciones. Ambas técnicas apuntan a limpiar nuestro sistema energético de emociones y de programaciones negativas, por lo tanto pude aplicar gran parte de la lógica de mi trabajo en sanaciones, a la prescripción de esencias de Bach.

Y si bien estudio en detalle cada esencia, en vez de diagnosticar al paciente por medio de una entrevista, como sugiere el método tradicional, opté por leer directo del aura las emociones negativas que inundan más el aura de un paciente, en determinado momento.
Este sistema de diagnóstico me ha resultado muy acertado, pues por medio de la lectura del aura descubro el origen de los problemas emocionales del paciente. Por ejemplo, muchas veces la rabia enmascara el miedo, y para sanar esa rabia, es necesario limpiar el miedo primero.
Además, es más fácil detectar las programaciones y emociones ocultas en segundo, tercer o cuarto plano.

Con la práctica, he descubierto que la terapia con esencias es mucho más efectiva aún si la aplico tras una sanación, o una serie de ellas. En estos casos, el preparado apunta a las mismas emociones descubiertas y limpiadas durante la sanación. Y el hecho de que el paciente tenga un refuerzo con otra terapia durante un mes, provoca una remoción más profunda de los patrones negativos. Particularmente es útil para ayudar a soltar emociones que hemos acumulado a lo largo de toda una vida, como la culpa, o la frustración. Un tratamiento con flores de Bach, de unos 2 o 3 meses, ayuda mucho a soltar patrones negativos persistentes.

Como en toda terapia, hay personas más receptivas a las flores, y otras no tanto. En aquellas que son receptivas, los efectos se empiezan a notar a los dos días. Pero la experiencia me ha indicado que el complementar las dos terapias, acorta los procesos de crecimiento personal.

En el caso de los niños, he aprendido en la práctica que ellos se enferman por absorber emociones de sus papás, por lo que la pauta es leer el aura de los padres -además de la del niño-, e indicar las esencias que lo ayuden a limpiar las emociones de los padres. Claramente el niño avanza más rápido en su sanación, si los padres también toman flores de Bach.

Con las mascotas aplico el mismo criterio, pues al ver el aura se hace muy evidente cómo nuestros regalones acostumbran absorber todas las emociones de sus humanos. Y aquí, al igual que con los niños, el proceso es más rápido si los humanos también se tratan.

Un ejemplo muy concreto de la efectividad de las esencias es que por estos días de estrés post traumático profundo en nuestro lindo país, las esencias para tratar miedos han resultado muy eficaces para ayudar a superar el trauma a quienes vivieron eventos difíciles por el terremoto del 27 de febrero. El concentrado de rescue remedy (mezcla de 5 esencias), también ha sido de mucha ayuda.

Tras todo este tiempo recetando flores, he ido entendiendo que mi estilo de trabajo con ellas es más afín al sentido transpersonal de las esencias. De a poco he ido captando la energía más profunda de cada flor, la que se resume en no más de 3 palabras.
Este estilo de administrarlas me ha resultado muy eficaz; tanto así, que los pacientes reportan que sienten que les hacen un efecto más profundo que cuando las tomaron recetadas por otro terapeuta, aún cuando se estén tratando sólo con esencias florales, sin sanaciones.

De estos años de práctica, me queda la sensación de que estas esencias son sutiles en su trabajo con las energías humanas. Por eso he estado estudiando con atención los sistemas florales de Sudamérica. Me llaman particularmente la atención las esencias del desierto florido chileno, y las orquídeas de Machu Pichu. Tengo la percepción de que son más rápidas, pues son más acordes a nuestra energía sudamericana.
Pronto las incorporaré a mis terapias… y ya les contaré cómo me va con ellas.

Comparte esta nota:

6 comentarios en “Las terapias florales

  1. Veronica que bueno reencontrarate,hacia tiempo que no te visistaba, hace muchos años buscando tejidos de crochet encontre tu pagina , y cada vez que entraba a ala red era la primera en abrir, era un sitio acogedor, humano, con emociones y cariño, igual extraño la antigua pagina, me gustaban los gatos…
    Buena la información de las flores de Bach, es un area que me interesa explorar, vivo en el campo , en Lahuerta de Mataquito, de la comuna de Hualañe, cerca del punto donde fue el sismo , cerca a Iloca, y me he encontradao con muchas personas que necesitan ser sanadas y lamento que acá no hayan terapeutas florales, quisiera poder contactarte , y ahí si gustas conversaremos, felicitaciones por tu aprendizaje y valentia….
    Nos vemos.

  2. Estimada Brujita,
    Hace seis años que tomo Flores de Bach, he sido atendido por varios Terapeutas Florales; hombres y mujeres, pero es la primera vez que me encuentro con alguien que ocupa su metodo de diagnostico. No quiero descalificar la forma, pero a mi entender no es la mas correcta. Pero la que si creo que no es la mas correcta es la que utiliza la psicologa que la atendio a usted y donde conocio de las Flores. Soy un «tomador» o «usuario» de las Flores de Bach hace harto tiempo y si algo he aprendido es que no hacen magia. Si yo no expreso verbalmente lo que estoy sintiendo es muy peligroso «recetar» una Flor, por ejemplo, para la pena.

  3. Peligroso?
    Lo peor que puede pasar es que un preparado no te haga efecto… o que le salgan hongos.
    Hay muchas maneras de recetar las flores. Todas las formas apuntan a que tu propio sistema (cuerpo y espíritu) diga lo que quiere tomar.

  4. Hola.

    Creo que sí puede ser peligroso..

    Quizás, la persona que posteó se refiere a que si uno no verbaliza, busca otras formas, y eso puede ser lo peligoroso.. las formas que ocupe..
    Por ejemplo, sé de casos de personas que tienen pena, y han tomado flores/esencias florales para la pena, tristeza, y ésta se ha agravado. Entiendo que primero las flores «limpian», purifican, y de esa forma hacen el proceso curativo; pero a veces, las personas tienen mucha pena, y si las flores no son las correctas pueden exacerbar estos sentimientos hacia pensamientos suicidas a causa de la tristeza. Digo esto porque lo he podido apreciar super cercanamente.

    Espero que se comprenda. Sorry por la redacción.

    Gracias!

  5. Bueno, si la persona se agrava, a veces es por crisis curativa necesaria (no me ha sucedido con las flores, sí con las sanaciones).
    Y en todo caso, la idea siempre es ayudar al paciente a que deje salir de forma regulada las emociones guardadas.

Los comentarios están cerrados.