El pensamiento bipolar es circular, dialéctico, dinámico, totalizador, pleno de cualidades sensibles, como una especie de sistema de conceptos vivos sumergidos en imágenes, de manera que, para él, el universo es una realidad concreta, plástica pero sobre todo en movimiento. Por otra parte, además de este rasgo, el pensamiento bipolar posee una orientación intuitiva y multidimensional. Lo primero lo lleva a ser capaz de llegar a conclusiones sorprendentes aunque no pueda dar cuenta de los procesos que lo llevaron a tal respuesta y, lo segundo, a experimentar los pensamientos como realidades desde incontables puntos de vista simultáneos con una gran intervención de todos sus sentidos.

(Eduardo Grecco, El don de la bipolaridad)

#bipolaridad #eldondelabipolaridad #eduardogrecco #neurodiversidad #neurodivergencia

Comparte esta nota:
El pensamiento bipolar
Etiquetado en:    

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *