¿Por qué se enferman los niños? (menores de 7 años)

Hace años que descubrí y aprendí por qué se enferman los niños. Por los meses que estuve en curso de clarividencia, tuve contacto con muchísimos bebés y padres primerizos, a quienes seguí por años, algunos hasta hoy.

Aprendí de esto observando cómo se inquietaban los niños en brazos de alguien enojado, triste, asustado. De tanto observarlos, un día que tomé una pequeña de 4 meses a la que recién conocía, ella se puso a llorar apenas me miró… rápidamente entendí que no le gustó lo que yo tenía en mi aura: al otro día me tocaba ir a visitar y limpiar un lugar con historia muy dura, de esas de detenidos desaparecidos. Y por mis propias viviencias, era algo que me alborotaba profundamente.
Como la pequeña se puso a llorar desconsoladamente… se me ocurrió mirarla directo a sus ojos y decirle que eso que veía y sentía no era de ella, que era mío. Y me puse a imaginar globos y estrellas y arco iris… ella miró por sobre mi cabeza, dejó de llorar y empezó a reír.
Hice esto muchas veces con muchos niños. Incluso una vez jugué con un pequeño de 5 meses muy perceptivo: imaginé ramos de globos moviéndose alrededor de mi cabeza… y el pequeño siguió el movimiento riendo…!
Así fui aprendiendo cuánto perciben los pequeños.

Un niño vive dentro del aura de la madre y el padre hasta los 7 años, por lo tanto todo lo que le sucede a ellos, todo lo que sienten, afecta directamente al niño.
Un niño ve y percibe energías que los adultos no ven. Si los papás están tristes o rabiosos, o miedosos, él lo ve en el color del aura, lo entiende, lo siente, lo sabe. Y entonces le pregunta a la madre o padre si está triste, o lo que sea.
Lo que normalmente hace un adulto es negar que está triste para que el niño supuestamente no se de cuenta, pero como el niño está dentro del sistema energético de los padres, no hay manera que no le afecte.
Si el padre que pasa más tiempo con el niño se entristece por algo y no lo asume ni acepta, el niño se resfriará. Si los papás tienen rabia no asumida, puede que se enferme del estómago o le de alguna alergia tipo urticaria. Si los papás tienen miedo no asumido, puede tener afecciones como alergias. Si la madre tiene rabia hacia el padre, una niña puede generar una infección urinaria… y así.
Si la mamá anda triste, frustrada, rabiosa, miedosa, etc… y no vive conscientemente sus emociones puede que el pequeño rechace estar cerca de la madre, incluso puede que rechace el pecho con leche.

Entonces… qué podemos hacer?
Algo que he probado harto con varios bebés de aquí es que se le diga al niño: “hijo estoy triste por esto y esto otro, pero es MI tristeza”.
Estoy asustad@ por esto… pero es MI miedo. Si además se imaginan una luz rosada que los envuelve a todos, alivia aún más la situación.

Reconocer antes los niños las propias emociones produce dos cosas: una es que el niño sabrá que eventualmente puede estar triste, pues los papás se lo permiten a sí mismos. Y lo segundo es que el niño entiende que puede sentir otra emoción, independiente de lo que sienten los papás.

Algo importante que he aprendido con el correr de los años es que los niños no tienen problema alguno con ver a un adulto experimentando una emoción pura: rabia, tristeza, miedo, culpa, dolor. Lo que los asusta es ver a un adulto en conflicto con su propia emoción, luchar por taparla, por hacer como que no existe. El niño ve la emoción de fondo mezclada con culpa, que es gris, lo que da un resultado de una masa más oscura y densa… y eso sí que los complica.
Si uno como adulto aprende a vivir sus emociones conscientemente, le muestra a los hijos un camino de honestidad con uno mismo, y por sobre todo, rompemos el esquema en el que vivimos, casi sin permiso a expresar lo que sentimos.

Lo que enferma a adultos y niños no es sentir las emociones, sino acumularlas, bloquearlas, taparlas. Este concepto ya se está haciendo masivo por las terapias florares y por el llamado “Proyecto Sentido”. El niño espeja al adulto en todo lo que le ocurre, siente y oculta.

(Las enfermedades graves que surgen al nacer y hasta antes de los 7 años son temas que vienen de otras vidas.)

Entonces… el camino es reconocer y vivir conscientemente lo que sentimos.

Namasté!

Comparte esta nota:

3 comentarios en “¿Por qué se enferman los niños? (menores de 7 años)

  1. hola, tengo dos hermanos, y ellos tienen un hijo, y dos hijos respectivamente, los tres niños tienen o tuvieron la dificultad del habla, el mas chico no habla nada, el anterior hablo como bebe por mucho tiempo, y el primero, paso de no hablar nada a hablar hasta por los codos…. me tiene preocupada el mas chico, se ve que entiende todo, pero el decidió no decir nada, como un voto de silencio…. estoy loca?

  2. Hola, puede ser voto de silencio, pero habría que ver las historias familiares, y a qué edad empezó el problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena el campo vacío, para demostrar que eres una persona: *