Cuando camines, hazlo conscientemente. Siente cada paso, la presión de tus plantas en el suelo, el movimiento de tu cuerpo. Sé consciente si el viento toca tu pelo y lo mueve, o si un rayo de sol toca tu piel, del movimiento de tu ropa. Sé consciente de los sonidos a tu alrededor, de las consciencias que te rodean. Observa, siente… las flores, las aves, la gente, los edificios, los árboles.

Camina, escucha, siente, respira… mantente en el ahora.
Comparte esta nota:
Vida Consciente I, caminar
Etiquetado en: