Vida Consciente II, el bosque vivo

Si caminas por un bosque nativo, sé consciente de la energía. Permanece en silencio, siente la caricia de los árboles, tus pasos sobre la capa vegetal del suelo. Siente el viento y la humedad en tu piel, el canto de las aves, el susurro de las hojas… siente la vida palpitando, en el bosque y en tí mismo. Observa el cielo azul dibujándose entre tanto verde. Permite que el verde de la vida te traspase.
Siente a la madre naturaleza tejiendo vida, sé consciente que somos parte de ese tejido.

Bosque húmedo del sur de Chile
Comparte esta nota:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena el campo vacío, para demostrar que eres una persona: *