Mensajes y besos del más allá…

Estábamos hablando con Soledad de tres cosas potentes que hicimos con la lista: apagar un incendio forestal, limpiar una isla post tsunami y otra que no recuerdo.

Y cuando le dije lo de la isla, me quedé callada, porque sentí llegar a Humberto mi lado derecho, a darme las gracias dándome besitos en la mejilla.

Observando un nacimiento

Hace unos días, nació un bebé que venía observando en toda su gestación.  A éste y otro bebé que eligió no nacer, los sentí con una vibra oscura de base, como un pariente sicótico que tengo cerca.  A lo largo del embarazo, me fue muy claro que estos dos bebés venían decididos a hacer daño.